Dinero

México dejó de hacer autos por falta de chips

México dejó de hacer autos por falta de chips

 El Secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y la Secretaria de Comercio Gina Raimondo invitaron al Gobierno de México a sumarse a la inversión de 52 mil millones de dólares de la Ley Chips para la producción de semiconductores, microcomponentes cuyo prolongado desabasto desde Asia por la pandemia impactó al sector automotriz y causó el paro de varias plantas de General Motors, Nissan, VW y Ford.

De enero a septiembre dejaron de fabricarse en México 162 mil 917 unidades por falta de semiconductores, un 72 por ciento de menor afectación respecto a los 603 mil 329 no producidos durante el año pasado y se registra un promedio de dos meses de espera para entrega de unidades a los compradores sobre todo los híbridos, de acuerdo con representantes de la industria.

Pero estiman que el problema continuará al menos hasta el primer cuarto de 2023 hasta que las plantas de semiconductores de Intel o Samsung que se construyen en Estados Unidos comiencen a operar.

“La oportunidad para México creo no es solamente con respecto a fábricas, sino también en empaquetado, ensamblaje. Ahora China y Taiwán tienen 60 industrias de empaquetado de semiconductores de 600 mil millones de dólares y en América del Norte son 3 mil mdd, hay muchísima capacidad para crecer solamente en la cadena de suministro de semiconductores”, dijo la Secretaria de Comercio Gina Raimondo durante la rueda de prensa.

En entrevista, Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), expuso que la falta de proveedores de semiconductores en China, Taiwán y Corea por la pandemia demostró que “Norteamérica, la región más afectada con 2 millones y medio de autos sin fabricar en 2021, está muy expuesta a la dependencia de la manufactura de Asia”.  Pero resaltó que este anuncio “da una pauta para disminuir esta dependencia”.

Al término del diálogo económico binacional, el Canciller Marcelo Ebrard Causabón celebró que la invitación a participar en el impulso de los semiconductores en la región “es una puerta enorme que se abre para México de desarrollo, de crecimiento económico, miles de empleos”.

Esta semana los secretarios Blinken y Raimondo visitaron una fábrica de semiconductores en Indiana, Estados Unidos, y la siguiente semana Mónica Duhem, titular de la Unidad de Inteligencia Económica Global, viajará a Palo Alto para reforzar el desarrollo de la fuerza laboral técnica para fabricar semiconductores.

“La fabricación de semiconductores es un proceso complejo que requiere de diferentes etapas”, explicó Rosales de la AMDA. “Esta decisión que se toma en EU de impulsar la manufactura de semiconductores da la posibilidad de que en México se instalen las etapas que requieren de mayor densidad de mano de obra como el estampado final, en el cual se inserta la codificación específica del microprocesador de acuerdo con las especificaciones y funciones que prestará”.

El problema del suministro de microchips y sensores se originó por un desequilibrio entre el regreso de la demanda de automóviles por la recuperación económica posCOVID-19 y la capacidad de producción de las fábricas de Taiwán, Corea y China, que en 2020 se enfocaron en abastecer a la industria de telecomunicaciones con celulares, videojuegos, computadoras o electrodomésticos solicitados por el home office, las clases virtuales y el entretenimiento en casa.

En la conferencia por el diálogo económico, la Secretaria Tatiana Clouthier destacó que llevan un año en colaboración con Estados Unidos, destino del 78 por ciento de la exportación automotriz mexicana, para la cofabricación de estos insumos electrónicos, clave para la industria automotriz que genera cinco millones de empleos directos e indirectos. El área de autopartes tiene más de 875 mil puestos directos registrados este 2022.

Con información de SinEmbargo

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.