CulturaEspecialesPolicía

Just do it

Este texto bien puede comenzar con la imagen de un hombre sumido en el silencio, así se encuentre rodeado de gente en un café, acostumbrado a trabajar entre las sombras, invisible. Un hombre curtido por los ataques de la razón de la sin la razón.

Que huye de los ambientes sociales, de los reflectores a que tan afectos son los cortesanos de nuestra intelectualidad.
Nuestro personaje sin rostro (tantas veces aparecido en la mente de los “cultos”), sin nombre (Mil veces pronunciado por ellos”).
Una vez mas borra, destroza la oración que corre por la hoja en blanco. Hurga en su mente, busca las palabras exactas, esas que deben pasar a la historia de las frases, de las ideas, del pensamiento. Esas que vayan directo al corazón de las tinieblas y deslumbres, el que sean las síntesis de una época, de una generación. Que se metan en las charlas mala leche pero que las buscan para acompañar los recuerdos y la memoria.

Las frases se le atraviesan, se agolpan hasta que una de ellas se detiene, le cambia el rostro, le aprieta los gesto y la mirada, la mirada se decanta hacia el horizonte.

Apoya los codos en la mesa y entonces estas fluyen en la hoja en blanco sin que nada las detenga, ni el tiempo ni Dios. Y entonces escribe solo y su silencio. Sus coterráneos no comprenden, no creen que sus vivencias, sus formidables relatos sean sacados de la vida real. Incluso la mayoría un tanto giran alrededor de su contexto. Son tan reales como esa realidad que es nuestra Mérida… y su legado será perdurable así las lenguas e hígados queden escaldados.
Ávido buscador de conocimientos tan universales como sus alucinantes historias. Fascinación por la historia y la música. Gran lector de los máximos autores clásicos y contemporáneos. Ideología incondicional. Yo soy el. Como tu eres yo. Como somos todos juntos. Música de las esferas.

Just like me.

P.D. Ayer llovió agua. Y de arriba abajo. Por su puesto, culpa de Andrés Manuel López Obrador.
A mi maestro mi gran amigo Roldan Peniche Barrera, aprovecho felicitarle por su nombramiento en la medalla Eligio Ancona.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.