CulturaEspeciales

Las viejas canciones de los 30 y 40 del siglo pasado que ya nunca volverán (II)

Aquellas viejas canciones de los 30 y 40 del siglo pasado que ya nunca volverán (I)

Había una muy curiosa y muy festejada sobre todo por las chicas quinceañeras de aquel tiempo; una especie de diálogo entre la quinceañera, que ya se creía con derecho a ir a bailar hasta tarde en la noche y su madre, permisiva pero negativa a la vez:

Mamacita, voy al baile

Sí, mi hijita linda

Mamacita, vengo tarde

No, mi hijita linda

Todo ello muy diferente de la vida que llevan las muchachitas ahora.

También se aludía ya a los animales domésticos en forma chusca:

Tengo una perra que se llama La Canica

Porque a la calle se sale sola

Las había románticas para enamorados, por ejempo:

Parece una violeta ya marchita

en el libro de ilusiones del ayer

No podemos decir que eran los grandes versos pero pasaban, especialmente los que llevaban serenatas a sus «noviecitas santas».

Los carnavales

Por los carnavales de aque tiempo se pusieron de moda las cubanísimas congas:

Una, dos y tres,

que paso tan chévere

Una, dos y tres…

Cuenten los pasos

que aquí llevamos

En las próximas entregas hablaremos de algunas más. Mientras tanto, seguiremos investigando las canciones del recuerdo.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.