Campeche

Jovencita gravemente lesionada, al sufrir accidente en Campus II de la Unacar

Ciudad del Carmen.- Una madre de familia pidió justicia para su hija, estudiante del Campus II de la Universidad Autónoma del Carmen, quien habría sido agredida en días pasados en las instalaciones del Campus II de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR).

Colo consecuencia de la agresión, que la directora del Campus II, maestra Catalina Masa Casanova tratan de hacer pasar como un accidente sufrido por la estudiante, ésta resultó con lesiones graves: Traumatismo craneoencefálico, esguince cervical y lesiones dorso lumbálgicas postraumáticas.

La agresión en agravio de la joven, cuyo nombre omitimos por obvias razones, ocurrió el dia 23 de agosto, alrededor de las 10:00 horas.

De acuerdo  con la madre de la víctima, las autoridades académicas encabezadas por el rector José Antonio Ruz Hernández y la directora del plantel, Catalina Masa Casanova, se han querido desajenar del caso, lavándose las manos al afirmar que se trató de un accidente, propiciado por golpe de calor.

Sinembargo, la madre de la lesionada afirma que su hija fue objeto de un acto violento, que fue agredida, pero por instrucciones de los altos directivos de la UNACAR fue divulgada  la falsa versión de que la joven se desmayó al sufrir un golpe de calor.

La denunciante afirmó que acudió en varias ocasiones a entrevistarse con la «máxima autoridad del plantel», Catalina Masa Casanova para exponerle el caso, pero ésta nunca se atrevió a llamar a los padres o tutores de la otra niña que intervino en los sucesos violentos.

La madre de la alumna lesionada dejó en claro que la otra muchachita lesionada y su hija son amigas e insistió en que sí hubo violencia y agresión.

«No se me hace justo que cuando se pueden arreglar las cosas la directora Catalina (…) no haga nada, teniendo ella la solución en sus manos. Cuantas cosas han pasado ahí y no hacen nada», dijo la mujer.

La señora también subrayó que cuenta con pruebas de que el supuesto accidente que sufrió su hija, fue provocado, por lo que hará lo posible para que el caso no quede impune.

En las publicaciones que sobre el caso, la afligida madre hizo la siguiente reflexión: «… por desgracia le paso a mi hija (pero) le pudo haber pasado a otra niña o a otro niño».

También citó que el Reglamento de la UNACAR precisa que cualquier hecho de violencia física o sicológica cometido dentro o en el área de influencia (hasta 100 metros) de las instalaciones universitarias, será sancionado con expulsión definitiva del responsable.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.