Quintana Roo

Magistrada del TSJ de Quintana Roo acusa “campaña de odio” en su contra y anuncia que demandará a abogada

  • Verónica Acacio señala que la difusión de sus datos personales la ha puesto en riesgo
  • La denuncia va contra Arceli Andrade, abogada de Catalina Castro, quien demandó a su ex esposo, Sergio León

Cancún, Q. Roo, 30 de agosto. – La magistrada consejera del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Quintana Roo, Verónica Acacio Trujillo, informó que procederá penalmente en contra de la abogada, Araceli Andrade Tolama, por la probable comisión del delito de violación a la intimidad y por violencia de género, al revelar datos privados y emprender “una campaña de desprestigio” en su contra, que ha motivado reacciones de odio que ponen en peligro su integridad e incluso su vida.

En entrevista con EstamosAquí.MX, la funcionaria dijo que aunque quiso mantenerse al margen en un asunto privado entre el ex presidente de la Coparmex, Sergio León y de su ahora ex esposa, Catalina Castro, en el que se le ha involucrado, ahora se ve obligada a fijar una postura y a emprender acciones legales, pues el tema ha escalado en su agravio, primero con una solicitud de juicio político sin fundamento –dijo– la cual fue desechada, y luego con agresiones directas sobre su propiedad.

Ocurre que la camioneta de Acacio Trujillo fue vandalizada y sobre los cristales fueron pintadas leyendas con insultos y amenazas.

La abogada atribuye estas agresiones al resultado de las acciones mediáticas iniciadas por Andrade Tolama, junto con algunas colectivas feministas –que calificó como una “campaña de desprestigio”– para ejercer presión mediática ante “la incapacidad” de litigar en juzgados, un asunto en el que ella, insistió, no tiene nada que ver.

“A mí me parece que la abogada está queriendo contender a un cargo público, como siempre ha sido su deseo y lo ha manifestado expresamente desde años atrás, porque yo la conozco desde hace más de ocho años y ella quiere tener un reconocimiento público, a costa de desprestigiar a una persona como yo, que me he dedicado toda mi vida, porque no soy nueva en temas de derechos de infancia e incluso de mujeres maltratadas.

“Esta campaña de desprestigio simplemente tiene otro tinte, que no tiene que ver nada con la protección de la señora Catalina, ni del interés superior de sus niños; tiene que ver solo y exclusivamente con el interés único y personal de una abogada que quiere desprestigiar el trabajo de mi persona en el estado, por querer obtener un cargo público que ha venido persiguiendo desde el sexenio pasado y este”, expresó la también fundadora de la asociación Protégeme Cancún y consejera de la REDIM en Quintana Roo.

En consecuencia, además de tomar medidas legales en contra de la abogada y activista defensora de derechos humanos, por la difusión pública de datos personales como su domicilio, entre otros, la responsabilizó a ella y a su clienta, Catalina Castro, si algo le llega a pasar.

“Si algo me pasa, es su responsabilidad por esta campaña de odio”, sostuvo, al cuestionar la congruencia de Araceli Andrade, a quien llamó “defensora de violentadores”.

A partir del 21 de marzo del 2021, Andrade Tolama llevó el caso del ex diputado federal y empresario, Luis Alegre, acusado por su esposa H.R.A. de ejercer violencia familiar en su contra la noche del 19 de ese mismo mes.

“No puedes ser incongruente con lo que dices y con lo que haces, cuando ha sido probado y comprobado por mi persona, que ha sido también defensora de hombres violentos.

“Hay que ser congruentes y si eres defensora de derechos humanos eso implica todo tipo de derechos humanos, pero ella ha defendido hombres violentadores y ha criticado grupos con otras ideologías y preferencias sexuales”, señaló.

El origen

A principios de este año la pareja conformada por Sergio León y Catalina Castro se disolvió, luego de que se denunciaran mutuamente por violencia familiar y solicitaran el divorcio y la custodia de su hija e hijo.

Castro Meneses, una mujer originaria de Colombia, quien carece de redes de apoyo y familia en Quintana Roo, acusó que, utilizando sus influencias y poder económico para contaminar el caso y obstaculizar el acceso a la justicia, el empresario intentaba vengarse de ella por haberse separado de él y por denunciarlo, lo cual había lastimado su imagen pública. Él rechazó esa versión y dijo que la verdad saldría en su momento.

Luego de acusar que relevó a sus abogados, por temor a que se hubieran “vendido” a León Cervantes, Catalina recurrió a Andrade Tolama, una abogada con perspectiva de género y enfoque en derechos humanos, que luego de estudiar el asunto denunció que el empresario estaba presuntamente aprovechando su amistad con la magistrada Acacio Trujillo para incidir en una jueza de instrucción, quien le dio a él la custodia temporal de sus hijos, en fast track.

Esa lectura del presunto tráfico de influencias emanó de las fotos que circularon en redes sociales en las que se ve a León Cervantes con Acacio en reuniones, conviviendo. También circuló un mensaje de apoyo al empresario que la funcionaria publicó en sus redes.

El asunto escaló cuando Andrade presentó al Congreso una solicitud de juicio político en contra de la magistrada, acusándola de dos actos: Aprovechar su cargo y amistad para influir en una jueza de instrucción y de representar, a través de su despacho jurídico a Sergio León.

Luego, al caso se sumaron colectivas como Xtabay Quintana Roo, el Frente Nacional de Mujeres Quintana Roo, entre otras, que presentaron a Catalina Castro como un caso evidente de violencia vicaria.

La semana pasada la Comisión de Justicia desestimó las pruebas presentadas como parte de la solicitud de juicio político y, en respuesta, las colectivas, Andrade y Castro Meneses anunciaron que se ampararían, además de presentar a la próxima legislatura una nueva petición para proceder contra Acacio.

La otra versión

Al respecto, la magistrada relató que, desde hace años, conoció a la pareja, porque ella formaba parte de la Coparmex y entabló, con ambos, una amistad. Detalló que acudían a reuniones en donde había más personas y que en la lista de fotos que se han filtrado a la prensa, en las que aparece con Sergio León, “curiosamente” no figuran las fotos en las que aparece también con Catalina Castro.

La funcionaria dijo que cuando se dio la ruptura de la pareja, se limitó a enviarles –a los dos– un mensaje público refrendándoles su apoyo y deseando que todo se solucionara. “Pero claro, solo filtraron el mensaje que le mandé a él y no el que le mandé a ella”, comentó.

La también abogada admitió que conoce a la jueza de instrucción del Juzgado Segundo de lo Familiar Oral de primera instancia en Cancún, Citlaly Padilla Zúñiga, pero aclaró: “No tengo amistad con ella” y manifestó que las funciones de ambas son distintas, sin ninguna relación o injerencia.

“Yo aquí en el Consejo de la Judicatura solo veo temas administrativos, no veo el tema jurisdiccional. No tengo ni acceso al expediente”, subrayó.

Las fotos en donde comparte con León Cervantes –expuso– se dan en un contexto privado e íntimo, que nada tiene que ver con sus funciones y que al ser material personal, fueron obtenidas por quien las filtró violentando la privacidad del empresario.

El asunto –comentó–forma parte de las investigaciones que realiza la Fiscalía General del estado (FGE), pues la exhibición de ese material fotográfico “está fuera de toda proporción”, son datos personales y se dio sin su autorización o consentimiento.

En torno a la acusación de probable conflicto de interés por la intervención de su despacho de abogados “Corporación Jurídica Acacio”, a favor del empresario, respondió tajante que la firma no existe desde hace años.

“Yo rento el edificio a otros abogados, es una oficina que es de mi propiedad. La rento a otros abogados, pero no tengo nada que ver. Yo no litigo, no puedo litigar, estoy impedida como funcionaria, no me lo permite la ley.

“Es verdad que yo fundé el despacho. Yo antes fui litigante, para nadie es un secreto, cuando fui nombrada por el Congreso, lo sabían perfectamente”, indicó, al deslindarse de la defensa legal directa o indirecta del empresario.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.