CulturaEspecialesSin categoría

Viajeros

Cuando la fotógrafa, arqueóloga amateur, viajera y autora británica, Alice Dixon Le Plongeon visitó Yucatán en 1873, junto con su esposo Augustus Le Plongeon, con la “intención de fotografiar ruinas arqueológicas”, sólo existían los estados de Campeche y Yucatán, no así el de Quintana Roo, ni como territorio federal.  

La afamada enciclopedia Wikipedia informa que “vivió y trabajó durante once años en la península de Yucatán y en Mesoamérica, fotografiando y haciendo estudios sobre los yacimientos arqueológicos precolombinos mayas en una época en que el origen y la historia de dicha cultura era aún oscura y poco conocida”.

En un reporte periodístico, se informó, durante el Ciclo de Historias de Grandes Mujeres, organizado por el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM, que Alice Dixon “desarrolló una investigación propia, quedando un registro fotográfico y escritos de sus recorridos aportando una visión personal y social del pueblo maya  desde la antigüedad hasta el momento de su viaje por Yucatán”, y que “no sólo fue la primera fotógrafa y exploradora en la región, sino que la joven londinense fue, tal vez, la única mujer extranjera que ha vivido en el Palacio del Gobernador”.

Dixon Le Plongeon falleció el 8 de junio de 1910. Publicó “Aquí y allá en Yucatán”, de la que existe una edición bajo el título de “Yucatán en 1873. Alice D. Le Plongeon”, traducción, prólogo y notas de Roldán Peniche Barrera, bajo el sello del Fondo Editorial del Ayuntamiento de Mérida. Y otra, editada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, con traducción de Stella Mastrangelo Puech, y prólogo de Lawrence G. Desmond y Jaime Litvak King.  

En la introducción, de esta última edición, Dixon Le Plongeon informó:  

– “Durante una estancia de varios años en Yucatán, viajando aquí y allá, deteniéndonos donde encontrábamos vestigios interesantes de los mayas, los muy civilizados antiguos habitantes de este país, tuvimos muchas oportunidades de relacionarnos con los nativos. Así llegamos a conocer su modo de vida, su religión, sus ritos sagrados, sus supersticiones, fábulas y tradiciones, y también a comprender algo de su filosofía y a ver cómo se practica entre ellos el comunismo”.

Para invitar y motivar al lector a la lectura de “Aquí allá en Yucatán”, van algunos apuntes:

– Camino a Isla Mujeres y Cozumel, cuenta su recorrido: Progreso, Telchak (así está escrito en la obra), Sacristán y Hacen y  Dzilan (sic) y Holbox, Isla Contoy, Meco, Nizucté, Tulum, también estuvo en Chichén Itzá y Belice. Visitó Bolonchén, descendió al pozo llamado “Xtacunbil Xunan” (la “dama escondida”).  

– Abordó el tema de la idolatría, el “mal de ojo”, el día del año nuevo entre los mayas, la “literatura perdida de los mayas” (dice “tenían obras sobre medicina, astronomía, cronología y geología, teología, consideraban el arte de la adivinación y la profecía”), las fábulas que cuentan los mayas, las “supersticiones en torno a los eclipses” (“en Yucatán, los descendientes de los mayas están convencidos de que los eclipses de la luna se deben a que ésta ha sido mordida por unas grandes y belicosas hormigas llamada julabm que la devoran si no se le presta ayuda”).

Es un libro recomendado por esta columna.

Otros viajeros

Para los interesados en el tema, el Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales de la UNAM cuenta con una serie de publicaciones denominada “Viajeros”, que “tiene como objetivo editar o, en su caso, reeditar, testimonios de viajeros que transitaron por el área maya entre los siglos xvi y xx. Ofrece además, un campo de reflexión teórica sobre la literatura de viajes”. Algunos de sus títulos son:  

– “Viajeros por el mundo maya”, cuya editora es Carolina Depetris, con ensayos de Arturo Taracena Arriola y Adam T. Sellen, Adrián Curiel Rivera, David de Ángel García, Mario Humberto Ruz, y la editora con Romina España.

– “Visitantes furtivos en Mérida, 1765. Construcción y reproducción de visiones inglesas sobre Yucatán”, de María Fernanda Valencia Suárez.

– “Viaje a América Central, Isla de Cuba y Yucatán”, dos tomos, de Arthur Morelet, con estudios introductores de Arturo Taracena Arriola y Mario Humberto Ruz.

– “El héroe involuntario. Frédéric de Waldeck y su viaje por Yucatán”, de Carolina Depetris.

Medalla Oswaldo Baqueiro López 2022

Se entregará al Dr. Jorge Cortés Ancona, “por sus aportaciones en materia periodística y cultural para informar a la sociedad y su contribución con la difusión de las expresiones artísticas de Yucatán” (“La medalla Oswaldo Baqueiro López, a Jorge Cortés Ancona”, EstamosAquí.mx, 26 agosto 2022).

Es autor del poemario “Tiempo de espera”, “Panorámica de la plástica yucatanense”, “breve repaso histórico de la pintura y el dibujo de Yucatán”, “Salvador Alvarado, revolución y cultura”, y “Artes visuales” (ensayo contenido en la actualización de la Enciclopedia Yucatanense).

Cortés Ancona es colaborador permanente de la sección de Cultura de EstamosAquí.mx.

Obra de Salman Rushdie

En un rotativo capitalino se publicó que la primera novela de Rushdie fue “Grimus” (1975), que “es la única que por pedido expreso del autor no se tradujo al español”, y que «el ataque a Salman Rushdie aumentó instantáneamente el interés por su obra”. Luego siguieron: “Hijos de la medianoche (1981); “Vergüenza” (1983); “La sonrisa del jaguar” (1987); “Los versos satánicos” (1989); “Harún y el Mar de las Historias” (1990); “Oriente, Occidente” (1994); “El último suspiro del moro” (1995); “El suelo bajo sus pies” (1999); “Furia” (2001); “Shalimar el payaso” (2005); “La encantadora de Florencia” (2008); “Joseph Anton” (2012); “Dos años, ocho meses y veintiocho noches” (2015); “La decadencia de Nerón Golden” (2017); “Quijote” (2020).

Obra editorial

En el relato biográfico “Suku´un Felipe. Felipe Carrillo Puerto y la revolución maya de Yucatán”, de Armando Bartra, se informa que en la obra editorial del gobernador socialista, “abundan textos en maya”, por ejemplo:

– “Cartas desfanatizadoras”, de Santiago Pacheco Cruz, “alias Zez Chí”.

– “Popul Vuh, “un texto clave por entonces solo conocido por expertos”, con “estudios de Ricardo Mimenza y del doctor Barberena”.

– “Chilam Balam de Chumayel”.

– “El viaje a Yucatán entre 1841 y 1842” del viajero John Stephens, por el director del Museo de Arqueología, Luis Rosado Vega, que “no llegó a editarse”, y quien “solo alcanzó a imprimir hasta el capítulo XV del primer volumen”. Bartra agrega que “tras el golpe delahuertista los pliegos existentes fueron vendidos como papel para envolver”.

Nebrija

En 1492, hace 530 años, Antonio de Nebrija publicó su “Arte de la lengua castellana”, por “mandato de la Reyna cathólica Da. Ysabel”. El estudio contiene cinco libros: Ortografía, Prosodia o la sílaba,

Etimología o la dicción, Sintaxis, y las “Introducciones de la lengua castellana para los que de extraña lengua querrán aprender”.  

El autor nació en la actual Lebrija en 1441 y falleció en Alcalá de Henares en 1522. Se cumplen ahora “los quinientos años de la muerte de Elio Antonio de Nebrija, gramático, lexicógrafo y uno de la humanistas más destacados del Renacimiento español”.

En su memoria, en 2022 se publicaron dos libros: a). “Nebrija”, de Agustín Comotto, un “comic biográfico”, y b). “El sueño del gramático. La aventura humanista de Elio Antonio de Nebrija”, novela de Eva Díaz Pérez, que “cuenta la historia de un héroe intelectual que vive el nacimiento del humanismo en Italia, la revolución de la imprenta y la sorprendente España que descubre el Nuevo Mundo”.

Es posible admirar el incunable de Nebrija en el portal “Biblioteca digital hispánica”: http://bdh-

Post scriptum

Epigrama, publicado por Roldán Peniche Barrera en su libro “La noticia curiosa en el siglo XIX (antología)”, editado en 1993 por el Isstey:

– “De un padre largo y prolijo / vengo de la misa oír, / que bien se pudo imprimir / en el tiempo que la dijo. / Yo no digo que me aflijo, / ni que allí estuve impaciente / en acto tan reverente; / pero según se tardó / no sólo a Dios consumió / sino también a la gente”.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.