Especiales

El Rogers, una experiencia inmejorable: Guillermo Ramírez Granados

Guillermo Jacobo Ramírez Granados, Licenciado en Derecho por la Universidad Panamericana.

“Como abogado, la empatía, los principios y el sentido humanista aprendidos desde muy temprano en el Rogers me han ayudado a ser consciente de la responsabilidad social que tenemos con nuestra comunidad. Cuando inicié a ejercer la carrera de Derecho, me di cuenta de que, para muchos abogados, el poner primero a las personas es algo difícil, para otros, imposible; pero para mí, gracias al Rogers, es algo indispensable”, relató Guillermo Jacobo Ramírez Granados.

En amena charla con EstamosAquí.MX, Guillermo nos relató su historia: “Soy abogado por la Universidad Panamericana, socio fundador de Rubio & Ramírez Abogados, Presidente Interino del Consejo Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología región Peninsular (COMCE Península) y, por supuesto, exalumno del Colegio Rogers”.

“Del Rogers, donde estudié desde maternal hasta la preparatoria, guardo recuerdos muy queridos. Toda mi vida en el Colegio fue una experiencia memorable, pero, sin duda, son particularmente inolvidables las muchas actividades que durante el año se realizaban entre maestros y alumnos, como los muchos Campamentos, Carnavales, ‘Día del Pavo’, la Semana de las Ciencias, el Hanal Pixán, etc.”.

“Sin embargo, de aquellos eventos, me quedo con el concurso de disfraces para el Carnaval 2012, en el que decidimos mis amigos y yo confeccionar un disfraz grupal a partir de sombreros gigantes que nos hicieran lucir como enanos. El acudir medio día a clases disfrazados era toda una experiencia, pero el haber pasado toda una tarde elaborando los disfraces para sorprender y sacar una sonrisa a compañeros y maestros es un sentimiento inolvidable”, contó.

“También, es imposible olvidar los muchos momentos que pasé entre las filas de los Halcones del Rogers, ya sea en las tardes, entre semana, jugando básquetbol en el gimnasio o los domingos por las mañanas jugando al fútbol en la Unidad Deportiva. El pertenecer a algo que va más allá de la enseñanza académica forjó un vínculo especial que hoy en día aún recuerdo y aprecio”, apuntó.

Guillermo Jacobo relató que en el Rogers obtuvo las mejores herramientas académicas posibles, además de disciplina y rigor al momento de estudiar, “todo ello me preparó para tener una mente crítica y a esforzarme para conseguir mis objetivos. Pero, sin duda, fue el excelente nivel de inglés que me inculcó desde kínder hasta preparatoria lo que más me sirvió durante mi etapa universitaria, ya que sin el no habría podido leer noticias en periódicos internacionales, libros o el siquiera entender fuentes directas cuando no había traducción en Twitter o Facebook. Sin duda, el saber hablar correctamente inglés desde joven me dio una ventaja privilegiada que me distinguió del resto”.

Además de los conocimientos obtenidos, Guillermo desarrolló un deseo constante por aprender y ser competitivo, “soy un profesional curioso, que disfruta de los procesos, más que de los resultados, el poder resolver problemas, el ser capaz de trazar una estrategia para encontrar alternativas a conflictos o situaciones que aparentan no tener solución».

Para finalizar, Guillermo narró a EstamosAqui.MX que «pocas cosas son más gratificantes que la satisfacción de ser capaz de resolver un caso, pensando de manera creativa. Gracias al Rogers, adquirí los valores necesarios y aprendí sobre el esfuerzo, y todo ello me ha servido mucho, a confiar en mi creatividad, la cual desarrollé desde pequeño en los areneros del kínder, entre las lianas de las arboledas, en las obras de teatro, en los concursos de oratoria y declamación, en las exposiciones en los pasillos del colegio, en fin, en toda mi vida Rogers”, concluyó

Rogers Hall

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.