CulturaEspeciales

Resonancias del paisaje marino

Vista parcial de la exposición.

Una oportunidad de apreciar una plasmación del entorno natural donde resalta la materialidad de la pintura se ofrece a través de la exposición titulada Resonancias del paisaje marino, de Álvaro Cortés, que se presenta en el segundo nivel del Palacio de la Música de la Sedeculta.

Se trata de 30 cuadros en su mayoría relacionados con zonas costeras, donde el mar se ve rodeado de vegetación exuberante, de las chozas y embarcaciones o deja ver las criaturas que habitan en su interior o en sus alrededores. La referencia a la materialidad pictórica se debe a que nos encontramos con un abigarramiento de colores para representar paisajes y elementos de la naturaleza, pero ante ello resalta el espesor de los empastes debido a que el autor emplea la espátula y no los pinceles en la creación de estas obras. Esos empastes generan una imagen con reflejos en relieve y causan una inevitable sensación táctil que da pauta para contemplar lo representado en simultáneo con el énfasis en el modo en que se plasmó.

El pintor es oriundo de Sabancuy, Campeche, y vivió muchos años en Ciudad del Carmen, aunque sus estudios de arte los cursó en Mérida, en la Escuela de Bellas Artes. De acuerdo a lo que comentó en la ceremonia inaugural, durante 40 años dejó de ejercer la actividad plástica hasta que hace siete años volvió a dedicarse a la pintura. Ello confirma el dicho de que “lo que bien se aprende nunca se olvida”.

Es notorio que conoce el mar desde lo más íntimo, que su relación con las costas y el mar ha sido una vivencia plena, consciente, gustosa. Con acuciosidad capta detalles de tipo ambiental, procurando remarcar el resplandor de la belleza de esos entornos.

Resulta de interés que se haya montado esta exposición pictórica en un recinto destinado a la música, ya que bajo la idea de la correspondencia de las artes es importante hacer confluir las disciplinas artísticas y con ello aumentar las posibilidades perceptivas del público. En este caso se estimula la toma de conciencia respecto a la sonoridad del paisaje marino que un espectador podría evocar mirando los paisajes.

Esta primera exposición temporal en el interior del Palacio de la Música es demostrativa de que el área tiene la posibilidad de destinarse como galería de artes visuales conforme a los lineamientos para la operación del recinto. Es de mencionar que antes, en julio y agosto de 2018, se había montado una amplia exposición colectiva en este edificio, específicamente en la planta baja, en la plaza techada de libre acceso al público.

Esta muestra se llevó a cabo gracias a la colaboración de la Sedeculta, la Galería 1010 y las empresas Hacienda Teya y Artes de Pesca. Está dedicada por don Álvaro Cortés a su amigo el empresario chetumaleño Manuel Hadad, quien estuvo representado por familiares suyos. En la ceremonia inaugural el artista hizo entrega de los certificados de autenticidad de dos cuadros que donó al Patronato del Palacio de la Música y al homenajeado, respectivamente. La exposición permanecerá hasta el domingo 25 de septiembre.

Jorge Cortés Ancona

Licenciado en Derecho, con Maestría en Cultura y Literatura Contemporáneas de Hispanoamérica. Es egresado del Doctorado en Literatura de la Universidad de Sevilla con una tesis sobre teatro y boxeo, y cuenta con un DEA (equivalente de maestría) de la misma institución. Ha impartido clases y cursos en diversas instituciones educativas y culturales sobre literatura e historia de las artes visuales. Ha escrito numerosos artículos y entrevistas sobre temas culturales y figura en varias antologías de poesía.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.