Mundo

La NASA regresa a la Luna

Por fin, el próximo lunes, 29 de agosto, el programa Artemis, con el que los humanos volverán a la Luna, dará sus primeros pasos. Aún queda un poco para que podamos ver astronautas caminando sobre nuestro satélite.

Será un ensayo sin tripulación, para comprobar que la nave es capaz de llegar a su destino sin problema. Pero, al menos, supone un necesario pistoletazo de salida, que nos coloca mucho más cerca de esa segunda parte tan esperada de la carrera espacial.

En 1969, cuando el Apolo 11 aterrizó sobre la Luna por primera vez, se habían realizado algunas pruebas previas. No obstante, es cierto que los primeros hombres que viajaron hasta allí no tenían muy claro lo que se encontrarían. No hay más que ver el recelo con el que Neil Armstrong se bajó de la nave. 

Pero las cosas ahora son muy diferentes. Además de las otras misiones Apolo, que siguieron llevando humanos a la Luna hasta 1972, se han lanzado multitud de misiones no tripuladas dirigidas a conocer el terreno. Se ha analizado el polvo lunar, se han estudiado los mejores lugares de aterrizaje, se han investigado las mejores formas para comunicarse con la Tierra…

Esta vez será diferente porque, además, el programa Artemis no pretende solo hace una pequeña expedición como las de las misiones Apolo. El objetivo es llegar a construir una base lunar y para eso es importante estudiar la situación a fondo.

Dentro del Programa Artemis hay varios objetivos. Por un lado, se espera que la Gateway sustituya a la Estación Espacial Internacional (EEI) como lugar de experimentación espacial y entrenamiento de astronautas.

Son sobradamente conocidas las averías que ha experimentado la EEI en los últimos años, por lo que los planes sobre su jubilación se sitúan cada vez a un plazo más corto. Con la construcción de Gateway estaríamos ante un nuevo lugar para la realización de estas misiones.

Con información de Hipertextual

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.