CulturaEspeciales

Unas canas al tablero

Unos con cabecitas blancas, saturadas de hilos de plata que la mayoría de las veces son sinónimo de sabiduría, y otros con una testa reluciente en la que no hay cabida ni para un solo pelo de tonto. Durante una visita que hice este mediodía al club de ajedrez “Bobby Fischer”, el más céntrico de Mérida, varios veteranos de mil batallas cerebrales velaban armas para una cita largamente esperada.

El Campeonato Estatal de Ajedrez de la Tercera Edad, postergado durante dos años por la pandemia del Covid-19, se realizará el próximo domingo 18 de agosto, a partir del mediodía, en el stand que el club tendrá en el marco de la Expo DIF Adulto Mayor, en el Salón Ek-Balam del Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI.

 Durante las poco menos de dos horas que estuve en el templo a Caissa, la diosa del ajedrez, sostuve amena plática con el director del torneo, el ex campeón estatal Jorge Alberto Balam Díaz, Rosa María Ballote Alamilla, gerenta de “Diagonales”, tienda especializada en artículos del juego ciencia y una de las patrocinadoras del evento, así como el amigo Miguel Ricardo Sosa Pérez.

Este último será uno de los dos árbitros de la competencia, en la que están inscritos más de 20 combatientes. Como hizo notar Balam Díaz, todo está a tono con el evento, pues los mencionados son exponentes de la vieja guardia. Nadie se cuece al primer hervor, ni siquiera este humilde servidor que pergeña estas líneas. O sea que hasta los cronistas serán por lo menos sexagenarios, incluyendo a mi colega de profesión Juan Diego Casanova Medina, que además se sentará a intercambiar jaques.

Durante la jornada dominical, los ajedrecistas soltarán una cana al aire, o más bien al tablero, que hervirá con fulgurantes combinaciones que incluirán osadas combinaciones con sacrificios de piezas mayores y sesudas maniobras defensivas, frutos de la vasta experiencia de estos guerreros que más saben por el devenir cronológico que por malosos.

Se sabe de sobra que la estrategia militar tiene mucho qué ver sobre la palestra cuadriculada, pero en esta ocasión se resaltará como pocas veces por la participación de dos militares en retiro: el capitán Froylán Pacheco Aquino y el coronel Silvino López Rosas, este último uno de los espontáneos patrocinadores de la competencia.

En el “Bobby” pude presenciar un duelazo entre el capitán Froylán, quien se toma muy en serio su preparación (no ha faltado un solo día a entrenar), y un visitante asiduo del lugar, Manuel León. Pero no tiemblen los demás inscritos, pues no hablamos del joven Gran Maestro yucateco que ahora radica en Estados Unidos, sino de Manuel Efrén León García, septuagenario y menudo jugador que es muy ducho para reparar refrigeradores y aires acondicionados.

Por   lo menos siete personas que rebasan los 70 calendarios tomarán parte en la contienda, en la que, aunque no lo establece la convocatoria, habrá premios no sólo para el monarca absoluto, sino para todos y cada uno de los participantes. El torneo, a un ritmo de 15 minutos por jugador para toda la partida, se hace en coordinación con el Instituto Nacional para las Personas Adultas Mayores (Inapam). Otro de los patrocinadores será la rentadora de trajes “Ajedrez”, que desde hace varios años es una de las grandes impulsoras de la milenaria disciplina en el Estado. 

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.