Vida Saludable

¿Cómo lavarse los dientes correctamente?

¿Cómo lavarse los dientes correctamente

Desde pequeños nos enseñan más o menos cuál es la mejor forma de lavar los dientes. Nos explican que debemos hacerlo idealmente después de cada comida, que se debe hacer durante un tiempo adecuado, cubriendo tanto las zonas que se ven como las que no… En general son una serie de pasos que creemos tener controlados. Pero lo cierto es que hay algunos detalles que puede que pasemos por alto.

Es mejor lavarse los dientes pocas veces, pero siguiendo todos los pasos, que hacerlo mal y rápido después de cada comida. Por eso, en este artículo vamos a ver una lista de esas condiciones de las que puede que nos olvidemos.

Y es que hay algunos errores que están tan extendidos que los consideramos sin dudar como la opción correcta. Por ejemplo, ¿eres de los que mojan el cepillo antes y después de poner el dentífrico? Ese es el primer error que estás cometiendo, pero hay bastantes más.

Como estábamos viendo, uno de los errores más extendidos al lavar los dientes es mojar el cepillo. Generalmente, lo mojamos un poco, ponemos la pasta y luego lo volvemos a mojar.

Pero pensemos ahora en lo que ocurre cuando se nos moja por accidente el cepillo de barrer. Normalmente esperamos a que se seque o cogemos otro para poder seguir barriendo. Esto se debe a que si sus cerdas están húmedas no pueden arrastrar correctamente la suciedad. Y con el cepillo de dientes pasa exactamente lo mismo.

Con la pasta de dientes pasa como con el jabón. Solemos pensar que más cantidad y más espuma supone un mejor lavado. Pero no es así. Al final, lo único que conseguimos es derrochar un producto que, sobre todo si es de tratamiento, no es nada barato. Con una cantidad del tamaño de un guisante es suficiente para lavar los dientes adecuadamente.

Otro de los grandes errores a la hora de lavar los dientes es hacerlo justo después de comer. Así no se nos olvida. El problema es que en ese momento el entorno de la boca es muy ácido, porque los azúcares y otros componentes de los alimentos reducen notablemente el pH. En ese caso, si cepillamos los dientes inmediatamente, lo que hacemos es extender esa saliva ácida por los dientes, aumentando la probabilidad de que se erosionen.

Por eso, se aconseja esperar entre 15 y 30 minutos después de comer antes de lavar los dientes. Ahora bien, si no podemos esperar, existe la opción de enjuagar la boca con agua justo antes, para retirar parte de ese ácido. No es la mejor opción, pero puede servir un día concreto.

Con información de Hipertextual

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.