CulturaEspeciales

Botánica de los sueños

La integración de saberes de culturas tradicionales con prácticas artísticas en un proceso de investigación que da lugar a tres obras resalta en la exposición denominada Yaj gotój a / Botánica de los sueños.

Daniel Godínez Nivón y coautores: “Yaj gotój a / Botánica de los sueños”. Instalación sonora con dibujos e iluminación artificial.

Presentada en el Centro de Artes Visuales de la Sedeculta, en el barrio de Santa Ana, la exposición demuestra de inicio eficiencia comunicativa a través de las cédulas y hojas de sala que explican los propósitos del proyecto, las funciones de los participantes en el mismo y los elementos componentes de las piezas. Como cortesía, también recibimos al final de la visita dos bolsitas de té de toronjil.

El conocimiento ancestral de las parteras triquis -grupo étnico oaxaqueño- y maya peninsular constituye el fundamento de “Yaj gotój a / Botánica de los sueños”, una instalación sonora consistente en una recreación de la ceiba conformada de 52 placas rojas y verdes sostenidas por una base de bejuco que cuelga del techo y envueltas de una pieza sonora a base de música y conversación, obra de Fernando Vigueras, e iluminación artificial. Las placas muestran dibujos de Daniel Godínez Nivón y Amelia Ramos en la parte triqui y del primero solo en la maya peninsular. Estas placas son soporte de dibujos de plantas usadas en la partería por Eugenia de Jesús López, partera triqui residente en la Ciudad de México, y de la médica maya Anselma Chalé Euán, de Xcunyá, quien se dedica además a la apicultura de la melipona.

Cecilio Huchín: Esculturas de henequén.

En una vitrina horizontal se exponen 20 esculturas textiles de Cecilio Huchín, tejedor del agave sisalana o henequén verde, y que traducen las palabras de Anselma y los dibujos de Godínez. Las plantas motivo de estos tejidos son la doradilla, riñonera, kanam y ts’akam ak’. Es ejemplar este uso del henequén como material artístico, algo que hemos visto a menudo en artistas textiles originarios de otros lugares del mundo, pero poco en esta región que domesticó esa importante planta, aprovechable para tantos productos.

Águeda León y colaboradoras: “Rojo V2M1” (2022), instalación con textiles teñidos.

Dos guías para llegar a la sala al final del corredor donde se hallan estas dos piezas son los dibujos plasmados en algunos ladrillos del piso para indicar un sendero y un poema bilingüe en español y en triqui, contenido en un cartel, cuyo último grupo versal dice: “Tallo grueso de raíces frágiles y flexibles. / Escucho el eco del aire entre las rocas, / donde el viento aprendió a hablar. / Me invita a soñar en el vientre de la montaña”.

En su parte triqui, estas plantas corresponden al paisaje y diversidad botánica de San Juan Copala, Oaxaca, y consisten en plantas soñadas (con placas de color verde), plantas empleadas en la medicina tradicional, plantas que crecen en las montañas -y por tanto en contacto con el cielo- y otras que crecen en el valle, cerca del agua y de las entrañas de la tierra.

Un saber sustentador de la propuesta es la herbolaria en su aplicación a la partería y a la salud femenina, con la acción de soñar como medio de conocimiento para la búsqueda de las plantas en la vigilia. También entra en juego el lenguaje para la transmisión de estos saberes y para la conversación relativa al nacimiento. El proceso de traducción ocurre de varias maneras, tanto por medio del lenguaje como a través de las propias obras expuestas por su reinterpretación en dibujos, sonoridad y la tridimensionalidad de las instalaciones, junto con un recuento de las plantas. 

Es relevante que las parteras protagonicen esta exposición, ya que en el caso de Yucatán este invaluable oficio corre peligro de desaparecer al debilitarse el relevo generacional en la mayoría de las poblaciones y aquí se pone de manifiesto una parte de los medios empleados para llevarlo a cabo.

La tercera pieza se titula “Rojo V2M1”, una instalación textil de Águeda León, en colaboración con Valentina Ferráez y Regina Tattersfield, que consiste en nueve lienzos de algodón teñidos con palo de campeche, achiote, muitle y kankaab, combinados para obtener colores presentes en las tierras peninsulares y que se asocian con el ciclo de colores de los fluidos sanguíneos del parto y la menstruación.

Es de notar la recuperación de estos colorantes y pigmentos que provienen de tiempos ancestrales en esta región, aunque con cambios históricos y económicos. El palo de Campeche fue junto con el añil el principal producto de exportación de Yucatán durante los tiempos coloniales, empleado para el trabajo textil, pero cuyo uso decayó con la invención de los colorantes sintéticos. El achiote pasó de ser un colorante de múltiples usos a servir sólo como ingrediente -eso sí, importante- de muchos guisos de la comida yucateca. El kaankab también fue empleado en lejanos tiempos como pigmento corporal y ahora uno de sus empleos más usuales se da en la jardinería. A su vez, el muitle (o muicle; por lo que consulté, conocida como ych kaan en maya) es una planta medicinal de la que se obtienen también tintes rojizos.    

Esta recuperación tiene un uso significativo al simbolizar la sangre que fluye en el parto y en la menstruación, etapas de intensidad vital. Las telas de algodón teñidas se disponen en un aireado espacio semiabierto, evocador de un lugar íntimo, de cobijo, como es el vientre materno. Una alquimia del color que remite al sueño en la interioridad femenina y maternal. 

Este conjunto de obras rompe jerarquías en las clasificaciones dicotómicas de la cultura (alta/popular, moderna/tradicional, urbana/rural, artística/artesanal, occidental/indígena) y construye un puente intercultural y comunicativo donde tienen preponderancia tradiciones ancestrales, prácticas cotidianas y manifestaciones del arte contemporáneo. Un fluyente enlace entre la Naturaleza, los recorridos, los trabajos manuales, la tecnología, las voces, los saberes y los conceptos.

Jorge Cortés Ancona

Licenciado en Derecho, con Maestría en Cultura y Literatura Contemporáneas de Hispanoamérica. Es egresado del Doctorado en Literatura de la Universidad de Sevilla con una tesis sobre teatro y boxeo, y cuenta con un DEA (equivalente de maestría) de la misma institución. Ha impartido clases y cursos en diversas instituciones educativas y culturales sobre literatura e historia de las artes visuales. Ha escrito numerosos artículos y entrevistas sobre temas culturales y figura en varias antologías de poesía.

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.