Mundo

Bacteria se suma a crisis sanitaria en Estados Unidos

Bacteria se suma a crisis sanitaria en Estados Unidos

Además del COVID-19 y la viruela del mono, la presencia de una bacteria que causa melioidosis, enfermedad rara pero potencialmente mortal, ha provocado alerta en Estados Unidos.

La bacteria Burkholderia pseudomallei vive en aguas superficiales y el suelo húmedo, su ambiente son los climas cálidos y tropicales como los de Indonesia, Malasia y Tailandia, países que se consideran su principal área endémica. 

Anteriormente, se reportó en Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Brasil, Haití y Perú por lo que llama la atención su presencia en EU. Expertos creen que es una de las consecuencias del calentamiento global.

En los 70 se notificaron varios casos en EU, pero se debía a viajeros y personal militar que regresaban del sudeste asiático, en pleno conflicto con Vietnam.

La melioidosis es una enfermedad zoonótica, con casos en ovinos, cerdos, caprinos, caballos, perros, delfines, peces tropicales, monos y algunos animales de zoológico. 

El periodo de incubación es de pocos días, pero se han reportado casos en Asia en que el virus está inactivo por años y surge al existir otra enfermedad o cuando bajan las defensas del cuerpo, al no dar seguimiento puede presentarse como un malestar agudo fulminante, causa fiebre, dolor de articulaciones y cabeza; neumonía y gastroenteritis. También abscesos en el cuerpo e infección sanguínea.

La forma más común de contagio es a través del contacto con agua y suelo contaminados, sobre todo si hay alguna herida en la piel, también al inhalar la bacteria. 

Aparece como una afección respiratoria con una letalidad de 30%.

Al año, en promedio se detectan 12 casos en EU, pero importados. Esta vez, la bacteria Burkholderia pseudomallei ha sido hallada en suelo y agua  en la propiedad de un hombre en Mississipi que enfermó de melioidosis y se teme que esté en otras áreas del Golfo de México. 

En el estado ya son dos casos, ambas personas vivían cerca y se recuperaron.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades alertaron que «una vez que está en el suelo, puede ser una amenaza para la salud de la gente en el área”, y temen que broten más casos.

Con información de El Heraldo

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.