Municipios

Celestún «pide a gritos» nueva carretera para frenar tragedias

El municipio entrega oficios al Incay y el Gobernador del Estado

Celestún. Con 1,788 firmas ciudadanas, el municipio de Celestún solicitó a la Dirección del Instituto de Infraestructura Carretera (Incay) y al Gobernador del Estado la ampliación de la carretera federal Celestún- Kinchil.

Las firmas las recolectaron los ciudadanos ante la necesidad de frenar los accidentes viales en esta peligrosa vía, luego del trágico percance que cobró la vida de 5 personas el pasado 12 de julio.

Fueron 15 días durante los cuales el Ayuntamiento de Celestún invitó a los ciudadanos a recabar 5 mil firmas para hacer la petición por escrito y dirigidrla a las autoridades estatales, aunque solo se pudieron recolectar 1,788.

En los oficios dirigidos al gobernador Mauricio Vila y al Incay, el municipio expone que «durante los últimos años» han ocurrido 230 accidentes viales, 140 de gravedad, 103 pérdidas humanas y 37 sin fallecimientos.

Señala que la vía federal es la única que tiene el municipio de acceso y salida y la única que comunica con la ciudad de Méirda, por la cual diariamente transitan miles de personas locales y extranjeras. Sin embargo, ésta no cuenta, a pesar del mantenimiento, con las condiciones físicas necesarias.

En el escrito también se afirma que la razón de los accidentes viales es el tamaño de ancho de la vía, la falta de barreras o defensas metálicas y la peligrosa circulación en doble carril, lo que también afecta cuando hay una emergencia de traslado médico tras un percance.

Por su parte, el alcalde José Ramírez Perera dijo que «hemos hecho llegar videos con relación al tema buscando sustentar la petición que hemos estado realizando, y más que nada el peso de un pueblo que lo pide a gritos».

Mientras tanto, Celestún espera que las autoridades den solución a un problema que por años ha afectado a quienes transitan por esa carretera.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.