México

Grupos delictivos usan videojuegos para delinquir con niños

Foto: Cuartoscuro

Los grupos del crimen organizado han explorado métodos para contactar a niñas, niños y adolescentes, ya sea para reclutarlos entre sus filas, secuestrarlos, sumarlos a redes de trata de personas o usarlos como medio para obtener información personal y utilizarla para extorsionar a las familias. Ahora, las autoridades mexicanas han detectado que estas organizaciones delictivas se han introducido en el mundo de los videojuegos para acercarse a los jóvenes.

El Gobierno de México, a través de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), detectó desde el año pasado que videojuegos de modalidad battle royale —como Freefire, Fortnite, Call of Duty: War Zone y Roblox por mencionar a algunos—, son utilizados por diversas personas para contactar a menores de edad para ejecutar delitos como tráfico de personas, extorsión o secuestro.

“Muchos videojuegos hoy cuentan con una característica que me resulta cada vez más preocupante y se trata de las funciones de chat dentro de los juegos porque es a través de estas funciones que estamos viendo estos fenómenos, el crimen organizado que se acerca a jugadores y ahí entran varios factores. Aprovecha, uno, el contexto, parece chiste, pero juegos que tienen connotaciones de armas y de combate entre criminales y cosas por el estilo, quienes contactan a través del chat, dan por hecho que quienes están jugando tienen cierta afinidad con el tema en general, evidentemente desde una visión de videojuego”, dijo Emilio Saldaña, analista de tecnologías de la información.

Emilio Saldaña explicó que la afinidad por un videojuego o por una acción dentro del mismo, por ejemplo, como la de usar armas, sumada a las funciones de los chats, es lo que ha permitido que el crimen organizado comience a tratar de reclutar jóvenes a través de estos videojuegos.

“Lo que apuesta el crimen organizado es iniciar una serie de conversaciones en las que hagan empatía, en las que se muestren afines al videojuego y partir de esa relación que van construyendo casualmente van dejando entrever la posibilidad, casi casi al equivalente del ‘es broma, pero si quieres no es broma, podríamos hacer esto en la vida real’, y a partir de ahí van detectando otros factores como la falta de ingresos en muchos de los jóvenes que puedan utilizar estos videojuegos y aprovechar la necesidad económica con la construcción de una relación, de tal forma que la ingeniería social de que me hice primero tu amigo y después ya siendo amigos te hago una propuesta de este estilo, les permiten en todo caso tener éxito en el reclutamiento”.

El tema del uso de videojuegos por el crimen organizado para extraer a menores de sus hogares salta de nueva cuenta a discusión luego de que el pasado 10 de julio, Angélica, una menor de 12 años de edad, fue contactada por un hombre a través de Free Fire. La menor quedó de verse con el sujeto quien acudió a su domicilio, ubicado en el municipio de Ecatepec, Estado de México, para llevársela.

Dos días más tarde, Angélica fue hallada frente a un negocio sobre la avenida Río de Los Remedios, de Nezahualcóyotl y refirió a los agentes de la Fiscalía que se ausentó por voluntad propia.

El pasado 10 de julio, Angélica, una menor de 12 años de edad, fue contactada por un hombre a través de Free Fire. La menor quedó de verse con el sujeto quien acudió a su domicilio, ubicado en el municipio de Ecatepec, Estado de México, para llevársela.

En un video grabado por cámaras de seguridad, se observa el momento en el que la menor sale de su casa, cruza la calle y se acerca a un auto blanco de donde baja el sospechoso quien la toma del hombro y la conduce hasta el vehículo.

En las imágenes se observa cómo el sujeto se acerca a Angélica y después la lleva al automóvil, ella se sube y el vehículo arranca. Todo ocurrió alrededor de las 15:00 horas sobre una calle de la colonia Prizo 1.

La FGJEM informó que ha detectado que presuntos delincuentes contactan a menores de edad mediante videojuegos de modalidad battle royale para dispositivos iOS y Android, en donde cualquier persona puede descargar las aplicaciones sin ningún tipo de costo ni restricción. Los sospechosos aprovechan la libre interacción entre los jugadores para entablar conversaciones con las víctimas y a través de engaños se ganan la confianza de los jóvenes.

“Estos individuos mantienen contacto telefónico con las víctimas a través de distintas redes sociales y les piden datos personales como edad, domicilio, o pasatiempos, entre otros. Tras entablar comunicación con las víctimas se ganan su confianza y mediante engaños hacen que abandonen sus núcleos familiares”.

Con información de SinEmbargo

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.