Bienestar Espiritual

Microhomilía

Pidan, busquen, toquen; es la invitación-anuncio que nos hace hoy la Palabra. Nos llena de esperanza leer que el que pide recibe, el que busca encuentra y al que toca se le abrirá. Para pedir, es importante saber lo que necesitamos; para buscar, es necesario saber lo que hemos perdido y para tocar, debemos saber quién está detrás de la puerta.

Estas llamadas nos mueven a la acción, a la perseverancia en nuestro deseo y en nuestras iniciativas.
Pidamos a Dios que nos ayude a saber qué necesitamos, qué perdimos y que sepamos cuál es la puerta en que hay que tocar.

Pidamos unidos con la toda la Iglesia en México por la justicia y la paz, esa que urgentemente necesitamos y hemos perdido hace años. Que sepamos tocar en los corazones de los violentos y de las autoridades responsables garantizarla en México. Recordemos hoy a todos y a todas las víctimas de violencia.

Rv. Hernán Quezada sJ

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.