CulturaEspeciales

‘Mala pata’: no es yucatequismo pero como si lo fuera; Mala suerte

Aunque se sigue usando en Yucatán la frase «mala suerte» cuando no nos sacamos la lotería, cuando perdimos plata en el casino, cuando (los estudiantes) «truenan» el examen, o cualquier cosa mala que nos suceda, muchos yucatecos prefieren emplear otra frase: «mala pata» (si bien es más empleada por los adultos que por los jóvenes) la realidad es que no se trata de un yucatequismo pues hasta el diccionario de la Academia la incluye:

Mala pata. Fig. y Fam Mala suerte; falto de gracia o de oportunidad.

El Yucatequismo: «Ajá, ta bueno»

Este si es auténtico de nuestros rumbos. Decirlo equivale a que no creemos lo que nos relata una persona (amigo, familiar o un extraño) veamos un ejemplo de «mala pata» en primer lugar:

-¡Ay! pobre Perucho…

-Oye Nando ¿pues que le pasó?, más si se enfermó de la pandemia…

-Extravió los cien pesos de su primer salario…

-¡Uf, que ‘mala pata’!

Ahora veamos una muestra del «Ajá, ta bueno»

-Oye Pancrasio…

-Sí, dime Buecho…

-¿No sabes lo que dicen que le pasó a «Gasolina», el mecánico ?

-Nilguas…

-Que limpiando un pozo se encontró mil pesos

-¡Ajá, ta bueno!

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.