CulturaEspeciales

La Escuela Modelo, más de un siglo de historia en la educación de Yucatán

Las bodas de oro de la escuela y la medalla Altamirano a los maestros modelistas. IX

Gran convivencia por las Bodas de Oro de la Escuela Modelo, el Profr. Gosé G. Noveo con Don José Mena Esef. Foto archivo de Mario Sosa R
Gran convivencia por las Bodas de Oro de la Escuela Modelo, el Profr. Gosé G. Noveo con Don José Mena Esef.
Foto archivo de Mario Sosa R,

El año de 1960, fue un año de gran significación en la vida de la Escuela Modelo. La escuela cumplía cincuenta años de su fundación y, por feliz coincidencia, cuatro de los más distinguidos maestros de la institución, cumplían al mismo tiempo cincuenta años de labor docente. Así que, ese fue un año de grandes festejos en el ámbito del modelismo. Los festejos relativos fueron organizados desde varios frentes. Desde luego, la Liga de Acción Social organizo varias actividades relativas a esta grata efeméride, también en el seno del Club Escuela Modelo, se organizó un comité que coordinaría los festejos. Todo hacía pronosticar unas fiestas brillantes con estos dos motivos tan importantes en la vida del modelismo. Pero, como suele suceder en la vida, algo tendría que ocurrir que empañara un poco estas gratas celebraciones. Sin embargo, las fiestas fueron brillantes y memorables.

Los maestros modelistas, galardonados con la Orden “Ignacio Manuel Altamirano” fueron: Lucrecita Vadillo Rivas, Don José G. Novelo Ramírez, Don Juan N. Cuevas y Don Remigio Aguilar Sosa. Los cuatro distinguidos mentores viajaron en el mes de mayo a la Ciudad de México, para recibir del presidente de la república, Lic. Adolfo López Mateos, la áurea presea, máxima distinción que se confiere al magisterio nacional. Hoy, como muchas otras cosas, esta presea ha sido devaluada, pues se redujo a cuarenta años de servicio el mérito para recibirla. A su regreso de la capital, los cuatro maestros fueron celebrados ampliamente por los modelistas. En el Club Escuela Modelo se llevó a cabo una multitudinaria cena de homenaje a los cuatro mentores.

Con relación a las Bodas de Oro de la Escuela Modelo, fue la Liga de Acción Social quien encabezó las celebraciones, las cuales dieron inicio con una ceremonia de homenaje a los maestros pilares del modelismo. En dicho evento, la directiva de la Liga de Acción Social, impuso la Medalla “Laboriosidad y Perseverancia” a Lucrecita Vadillo Rivas, Don José G. Novelo Ramírez, Don Juan N. Cuevas y Don Antonio Rivero Coello. Huelga decir que, la ceremonia fue tremendamente emotiva, y tuvo una asistencia multitudinaria de modelistas. Ésta se llevó a cabo en el Salón de Actos de la Escuela Modelo. A esta celebración no pudo asistir el Lic. Gonzalo Cámara Zavala, por encontrarse delicado de salud a sus noventa y seis años, por lo que los directivos de la Liga fueron los encargados de imponer la presea a los maestros.

El periodista Fernando Sarlat entrevista a Don Gonzalo Cámara con motivo de las Bodas de Oro de la Escuela Modelo, atesiguan sus hijos Raúl, Fausto y Roger Cámara Zavala. Foto archivo de Mario Sosa R.
El periodista Fernando Sarlat entrevista a Don Gonzalo Cámara con motivo de las Bodas de Oro de la Escuela Modelo, atesiguan sus hijos Raúl, Fausto y Roger Cámara Zavala.
Foto archivo de Mario Sosa R.

El 15 de septiembre por la mañana, se llevó a cabo en la arboleda de la Escuela un magno festival literario musical con la participación de numerosos alumnos de la escuela. Al finalizar el festival, hubo una gran convivencia bajo el lema de: “Cómo hace cincuenta años”, en la que, todos los refrescos, tacos y demás golosinas se ofrecieron al costo de diez centavos: Cómo hace cincuenta años. Desde nuestra perspectiva de niños del tercer año de primaria, aquella fue una fecha que quedó profundamente grabada en nuestro corazón. Unos días después, en la misma arboleda, se llevó a cabo una multitudinaria convivencia de exalumnos de todas las generaciones. En esos momentos, la plana mayor del Gobierno del Estado de Yucatán, estaba integrada por puros modelistas; el gobernador Agustín Franco Aguilar, “Cuxo”; el secretario general de gobierno, Mario Zavala Traconis; el oficial mayor, Omar Canto Catalá; y el secretario de seguridad pública, Narciso Campos Millet; todos ellos modelistas de toda la vida. Durante el almuerzo, Cuxo Franco tomó la palabra, y haciendo referencia a dos humildes servidores de los modelistas, por muchos años, convocó a todos los presentes a hacer en ese momento una gran colecta a beneficio de Andrés Lugo Ávila, nuestro entrañable sorbetero; y Tárcilo May, el popular Tarzán, quienes se encontraban presentes en el almuerzo. – Por todo lo que siendo estudiantes les “birlamos”, es hora de corresponder con ellos, exclamó Cuxo.

En ese entonces, entre los exalumnos asistentes se encontraba lo más granado de los empresarios, industriales y banqueros; la convocatoria de Cuxo tuvo una respuesta espléndida y generosa, por lo que la colecta resultó extraordinariamente abundante, tanto que, Lugo y Tarzán compraron sus modestas casas con lo juntado en aquel memorable almuerzo modelista. En aquel acto se confirmaba la célebre frase de Don Pepe Novelo: “El cariño de los modelistas, es oro en polvo”. ¡Y lo sigue siendo!

El último de los grandes actos de las Bodas de Oro de la Escuela Modelo era la gran velada que el Club Escuela Modelo ofrecería a los maestros modelistas como homenaje, y la cual se verificaría en el Teatro del STIC, la cual sería transmitida en vivo por la estación de radio XEMH, ”Radio Mérida”, que era propiedad del modelista Alberto García Bolio, el popular “Chato García”. En dicha velada, la directiva del Club haría entrega de sendas medallas a los maestros considerados como los pilares de modelismo. Faltaban unos cuantos días para la celebración de la velada, cuando un hecho inesperado vino a ensombrecer las fiestas. Don Pepe Novelo, el icónico director de la escuela, sufrió un derrame cerebral que lo puso al borde de la muerte. El desánimo hizo presa de la familia modelista; la velada se llevó a cabo con la ausencia de los principales maestros. Lo más emotivo de la noche, fue el vibrante mensaje del Lic. Cámara Zavala, desde su casa, merced una transmisión en vivo de la XEMH, conducida por el periodista modelista Fernando Sarlat Sarlat. Los festejos de las Bodas de Oro, tuvieron este inesperado final.

La comunidad modelista en pleno, se volcó a la terraza delantera de la casa de Don Pepe Novelo en Paseo Montejo, con el objeto de dar seguimiento a su estado de salud. Cuatro galenos modelistas, en el cuarto del enfermo, luchaban por su vida: Matías Aguiar Narváez, Carlos Urzaiz Jiménez, Carlos Avilés Cuevas “Chacato” y Mario Erosa Cámara. La lucha fue dura y prolongada, los comentarios no eran nada favorables, se esperaba lo peor. La familia modelista velo más de un día en aquella terraza. Al fin, la puerta de la casa se abrió y salió Mario Erosa, quien, con semblante cansado, dijo en voz alta a todos los presentes: – ¡Un roble, nunca cae al primer hachazo! Naturalmente, el anuncio fue recibido con un grito de júbilo de todos los ahí reunidos.

Planilla de calcomanías de las Bodas de Oro de la Escuela Modelo. Foto archivo de Mario Sosa Rincón.
Planilla de calcomanías de las Bodas de Oro de la Escuela Modelo.
Foto archivo de Mario Sosa Rincón.

2 comentarios

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.