Bienestar Espiritual

Papa Francisco: ‘El chisme mata vida en las comunidades’

El Papa Francisco al dirigirse a los miembros de la Familia Carismática de Orione y a los Hijos de la Divina Providencia les dijo que, como discípulos misioneros, enviados por la Iglesia son ante todo una identidad apostólica alimentada en la vida fraterna de la comunidad o familia religiosa.

Por tanto, es importante cuidar la calidad de vida de las relaciones, de la comunidad. Mirar al mundo de hoy como apóstoles, es decir, con discernimiento, pero con simpatía, sin miedo, sin prejuicios, con valentía; mirarlo como lo mira Dios, sintiendo como propias las penas, las alegrías, las esperanzas de la humanidad:

“Esto ya es apostolado, porque es testimonio. Si hay frialdad entre nosotros, o peor, juicios y chismes, ¿qué apostolado queremos hacer? El testimonio de amor en la comunidad religiosa y en la familia es la confirmación del anuncio del Evangelio, es la «prueba de fuego». Por favor, nada de chismorreos. 

El chismorreo es una carcoma, una carcoma corruptora, una carcoma que mata la vida de una comunidad, de una orden religiosa. Nada de chismorreo. Sé que no es fácil, esto de superar el parloteo no es fácil, y algunos me preguntan: «¿Pero cómo se puede hacer?». Pero, hay una medicina muy buena, muy buena: morderse la lengua. Les hará bien».

«Una comunidad bella, fuerte -son palabras de Don Orione- y donde hay plena concordia de corazones y paz, no puede sino ser querida, deseable y edificante para todos» (Cartas I, 418). Y también se vuelve atractiva para las nuevas vocaciones”. Les dijo Francisco a la Familia Oriona, en el 150 aniversario del nacimiento de San Luis Orione y al concluir el Capítulo General de los Hijos de la Divina Providencia. Don Orione nació en Pontecurone (Alessandria) el 23 de junio de 1872.

Con información de VATICAN NEWS

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.