Policía

¡Justicia para Leonel!, exigen cientos en Palacio de Gobierno

Mérida. Entre gritos de “¡Justicia, justicia!” y “¡Justicia para Leonel!”, conatos de agresión y decenas de antimotines, cientos de personas se arremolinaron en la Plaza Grande para clamar que la muerte del pequeño Leonel, quien falleció atropellado el domingo, no quedara impune.

Ahí entre la multitud, se encontraban los padres del menor encabezando las exigencias en los bajos del Palacio, en un intento por conseguir una audiencia con el gobernador Mauricio Vila.

Mientras se desarrollaba la manifestación, entre gritos y consignas contras las autoridades, se registraron conatos de violencia, empujones y jaloneos, por lo que en un momento dado hubo demasiada tensión, aunque los incidentes más tarde se calmaron.

No obstante, a partir de esos incidentes se notó enseguida amplia presencia de antimotines y granaderos dispuestos bajo el Pasaje Picheta, en el interior del Palacio y a un costado del mismo, sobre la 60.

En un momento dado, se dijo que los mismos guardias que custodian la sede del Gobierno del Estado arrojaron agua a los manifestantes y personas que estaban en la manifestación aventaron huevos podridos, con la intención de provocar a los presentes.

Más tarde se informó que los padres de Leonel, el pequeño atropellado por un auto el pasado 19 de junio en la colonia San José Tecoh, iban a ser atendidos por el titular del Ejecutivo estatal, aunque probablemente por los hechos de violencia se habrían retirado, por lo que no hubo recepción.

Marcha desde San Roque hasta el Centro

Antes, una multitud de personas se dieron cita a eso de las 7 de la tarde a las afueras del Centro de Reinserción Social Femenil, frente al mercado de San Roque.

Desde ahí los manifestantes marcharon gritando consignas y exigiendo justicia con rumbo el centro de la ciudad, donde habrían de pedir la audiencia con el gobernador en el Palacio de Gobierno.

Proceso penal está abierto

Cabe recordar, como EstamosAquí Mx ha informado de manera oportuna, que la responsable de la muerte del pequeño Leonel está sujeta a un proceso penal, el cual aún no finaliza.

En días pasados, la juez la vinculó a proceso y aplicó medidas cautelares diversas a la prisión preventiva, por lo que deberá portar un brazalete, no podrá salir del estado y deberá acudir a firmar cada mes. Además, tuvo que dejar una garantía de 250 mil pesos.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.