Dinero

Banxico sube réditos en 75 puntos base para frenar inflación

 La Junta del Banco de México (Banxico) decidió por unanimidad aumentar este jueves la tasa de interés interbancaria en 75 puntos base para ubicarla en 7.75 por ciento. Un nivel no visto desde el 13 de noviembre del 2019, de acuerdo con Grupo Financiero Base.

Este incremento representa el noveno aumento consecutivo debido a las persistentes preocupaciones por la inflación.

El subgobernador de Banxico, Jonathan Heath, dio a conocer que desde 2008 se han realizado 127 decisiones de política monetaria, en donde se ha aumentado la tasa de referencia en 27 ocasiones; 16 veces en 25 puntos base, 10 veces en 50 puntos base y ahora, por primera vez, en 75 puntos base.

En tanto, el banco central recordó, mediante un comunicado, que la semana pasada la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) incrementó el rango objetivo para la tasa de fondos federales en 75 puntos base y anticipó futuros incrementos. A su vez, un amplio número de otros bancos centrales continuaron incrementando sus tasas de referencia.

Esto debido a que la inflación global siguió aumentando, alcanzando en algunos casos su mayor nivel en décadas, presionada por la persistencia de los cuellos de botella, la recuperación de la demanda y los elevados precios de alimentos y energéticos, detalló Banxico.

Explicó que lo anterior se originó por los choques derivados de la pandemia de COVID-19 a los cuales se le añaden la prolongación de las presiones inflacionarias, el agravamiento de las tensiones geopolíticas como la invasión de Rusia a Ucrania, así como las estrictas medidas de confinamiento impuestas en China, y mayores ajustes a las condiciones económicas, monetarias y financieras.

“Esto continúa generando expectativas de una reducción más acelerada del estímulo monetario a nivel global. Las condiciones financieras tuvieron un apretamiento adicional, donde las tasas de interés aumentaron y el dólar se fortaleció, en un contexto de aversión al riesgo”, añadió.

Asimismo, mencionó que en la primera quincena de junio las inflaciones general y subyacente registraron tasas anuales de 7.88 por ciento y 7.47 por ciento, respectivamente, manteniéndose en niveles elevados no observados en dos décadas.

En ese sentido, indicó que las expectativas para 2022 y 2023 volvieron a incrementarse de manera importante. En cuanto a las de mediano y largo plazos, para la inflación general aumentaron ligeramente y para la subyacente se mantuvieron estables, aunque en niveles superiores a la meta.

El Banco de México agregó que la junta de gobierno “vigilará estrechamente las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden en la trayectoria prevista para la inflación y en sus expectativas”. Aunque no descartó la intención de seguir aumentando la tasa de referencia “en caso de que se requiera”.

Con información de SinEmbargo

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.