Yucatán

Trabajadores no son culpables del quebranto del ISSTEY

Basta de impunidad para que Gobierno se aproveche y tenga tentación para ‘tomar cuotas’

Los trabajadores del Estado no fueron los culpables del quebranto del ISSTEY; ha sido el Gobierno y sus funcionarios los que han llevado al Instituto a la crisis y es el que debe responsabilizarse, por lo que no debe ser el trabajador el que deba participar en el rescate, porque siempre han «tomado las aportaciones» como «caja chica del Gobierno», coincidieron los representantes sindicales.

Durante las comparecencias de los líderes sindicales ante la Comisión especial para la atención de la situación del ISSTEY en el Congreso del Estado, escucharon los argumentos de los representantes de los trabajadores activos y jubilados.

Este Miércoles los representantes de 4 sindicatos expresaron su sentir sobre la crisis del Instituto.

Los líderes de los trabajadores del Cobay, de la Segey y del poder ejecutivo, así como de movimientos de trabajadores independientes, coincidieron con que el ISSTEY no puede estar en quiebra, porque no son recaudadores, sino que son las malas administraciones de los Gobiernos, lo que los ha descapitalizado.
Y con claridad mencionaron que desde Junio del 2014 la Coparmex ya tenía un análisis de finanzas y pronóstico del quiebre por causas diversas, pero son 3 las principales:

1.- Retraso en el pago de aportaciones del Gobierno, Del 2001 al 2007 hubo retrasos y el periodo de Ivonne Ortega no se aportó y no se ha pagado.

2.- Las reservas desde 1976 son de 30 millones de pesos y en el 2008 había 2,132 millones y ha seguido disminuyendo.

3.- Un gasto de operación es excesivo.

La propuesta es que se pague el adeudo, que haya incremento de pago de aportaciones por parte del Gobierno.

Que se eliminen los organismos internos cono tienda y guarderías, así como cancelar las financieras externas y crear un órgano fiscalizador autónomo.

Se ejemplificaron los casos del Cobay donde hay trabajadores con más de 39 años y no tienen jubilación porque no hubo aportaciones del Gobierno del Estado.

Y coinciden con la necesidad de castigar a los responsables.

«Porque el trabajador de la Japay que va en la calle tomando lectura de los medidores, o el del INCAY, no tuvo la culpa, no fueron los responsables y que ahora quieren que con mayores aportaciones del trabajador se resuelva, por eso es necesario aclararlo y fiscalizarlo, para quitarle la tentación al Gobierno agarrar el dinero de las aportaciones del ISSTEY para cuando necesitan dinero», dijo Gener Cárdenas.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.