México

Jesuitas asesinados en México. El Papa: la violencia no resuelve los problemas

Este miércoles, 22 de junio, al final de la Audiencia General, en sus saludos a los peregrinos de lengua italiana el Santo Padre manifestó su cercanía y oración a la comunidad católica afectada por el asesinato de los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, ocurrido este 20 de junio en Cerocahui, Tarahumara, México.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“¡Cuántos asesinatos en México! Estoy cerca con afecto y oración a la comunidad católica afectada por esta tragedia. Una vez más, repito que la violencia no resuelve los problemas, sino que aumenta el sufrimiento innecesario”, lo dijo el Papa Francisco al final de la Audiencia General de este miércoles, 22 de junio, al saludar a los peregrinos de lengua italiana, y expresar su “dolor y consternación” por el asesinato de dos religiosos jesuitas y un laico, ocurrido el pasado 20 de junio, en Cerocahui, Tarahumara, en el estado de Chihuahua, México.  

Jesuitas de México: no callaremos ante la realidad que lacera la sociedad

“Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos que fueron sustraídos por personas armadas”, es la petición de los miembros de la Compañía de Jesús de la Provincia Mexicana que han emitido un comunicado en la que, manifiestan su dolor y denuncian el homicidio de los padres Javier Campos, SJ, y Joaquín Mora, SJ, ocurrido este 20 de junio dentro del templo de la comunidad de Cerocahui, Chihuahua. Asimismo, los jesuitas mexicanos piden que, “se adopten todas las medidas de protección para salvaguardar la vida” de todos los miembros de la comunidad de Cerocahui.

Además, en el comunicado de la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús, se lee que ante la ola de violencia que afecta al país, “los jesuitas de México no callaremos ante la realidad que lacera a toda la sociedad. Seguiremos presentes y trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz, a través de nuestras obras pastorales, educativas y sociales”. Finalmente, los jesuitas manifiestan que, “al denunciar lo ocurrido hacemos notar también el dolor que vive nuestro pueblo por la violencia imperante y nos solidarizamos con tantas personas que padecen esta misma situación”.

Obispos mexicanos: exigimos una pronta investigación y seguridad

Por su parte, los Obispos de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM) han emitido un comunicado en el cual manifiestan su “profundo dolor e indignación” por el lamentable homicidio de los dos sacerdotes jesuitas y señalan que, “en medio de tanta muerte y crimen que se vive en el país, condenamos públicamente esta tragedia y exigimos una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”. Por ello, los Obispos mexicanos elevan sus oraciones al Señor Jesucristo, por los jesuitas asesinados, para que el Señor “reciba y premie con su Reino, por su generoso servicio y entrega pastoral en bien del pueblo encomendado, y a todos nosotros los que peregrinamos por el tiempo, imploramos que nos conforte en esta tribulación con la esperanza de la vida eterna”.

Padre Sosa: Tenemos que poner fin a la violencia

El Prepósito General de la Compañía de Jesús, Padre Arturo Sosa, también expresó su dolor al enterarse del asesinato de los jesuitas en México: «Estoy conmocionado y triste por esta noticia. Mis pensamientos y oraciones están con los jesuitas en México y con las familias de los hombres. Tenemos que poner fin a la violencia en nuestro mundo y a tanto sufrimiento innecesario».

Con información de Vatican News

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.