Policía

Dan el último adiós al pequeñito Leonel

MÉRIDA, Yucatán, 21 de junio.- «Leonel ahora es un ángel y ya está a lado de Dios», fueron las palabras con que despidieron al pequeño Leonel, de 3 años, que fue sepultado está tarde en el cementerio Xoclán, en medio de gran consternación de sus padres y familiares, quienes piden todo el peso de la ley para la responsable de la muerte del menor.

Cerca del mediodía de este martes, el cortejo fúnebre salió de la funeraria Recinto de Paz, con dirección a la última morada de Leonel, que fue el cementerio Xoclán, ubicado al poniente de la ciudad.

En vehículos y motos, familiares, amigos y vecinos de la familia del pequeñito escoltaron la carroza que llevaba el féretro de color azul, con el cuerpo del angelito.

Alrededor de las 12:30 de la tarde, el cortejo llegó a las instalaciones del cementerio Xoclán y se procedió a bajar el ataúd en la Área «B» Infantil sección número 7, lo que desató las lágrimas y dolor de sus padres, quienes no dan crédito de esta lamentable tragedia.

Posteriormente se abrió el féretro para que se despidan del infante y un pastor ofreció unas palabras y pidió fortaleza ante está adversidad. «Leonel, ahora es un león y está a lado de Dios», dijo, lo que desató el llanto de los asistentes al sepelio.

La familia se pasó a despedir del pequeñito y colocó flores en la bóveda 12, donde descansarán los restos de «Leo», como también era conocido el niño que falleció a causa de las heridas que sufrió al ser atropellado por un mujer que, presuntamente, conducía en estado inconveniente su vehículo, el domingo pasado en la calle 50 x 141 de la colonia San José Tecoh.

Al concluir el entierro, la familia pidió que se aplique todo el peso de la ley a la conductora responsable de haberle dado muerte al pequeñito. Descanse en Paz.

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.