Entretenimiento

Ignacio López Tarso se está recuperando; su hijo dice que ya hasta coquetea con las enfermeras

El hijo del primer actor asegura que su papá está totalmente lúcido y platicador; su doctor estima que lo darán de alta en una semana

Luego de que se supiera que Ignacio López Tarso fue hospitalizado de emergencia, el mundo del espectáculo dio un gran vuelco ante la incertidumbre que representaba el hecho de no saber qué detonó el declive en la salud del primer actor.

Sin embargo, poco después se supo que el famoso de 97 años de edad fue internado a causa de un cuadro de neumonía bacteriana, lo cual descartó que el primer actor fuera portador de COVID-19, tal y como se llegó a especular en el medio.

A través de redes sociales, el propio actor emitió un comunicado dedicado a sus fans, amigos y medios de comunicación, en el cual señaló que además de estar bien atendido, estaba recuperándose rápidamente, por lo cual, esperaba regresar pronto al teatro.

Por su parte, Juan Ignacio Aranda, el hijo del primer actor, aseguró por medio de su cuenta de Facebook que su papá saldría pronto del hospital, pero que por lo pronto se encontraba «bien, de buenas, lúcido, platicador y con hambre».

«Ayer mejoró mucho, pues hoy está mejor, lúcido, totalmente lúcido, ya se quiere ir a su casa, ya coqueteó con dos o tres enfermeras; está gracioso, platicador, ya se bañó, está sentado en su reposet, él los podría recibir a todos», aseguró Juan Ignacio Aranda en entrevista con varios medios de comunicación que lo abordaron a las afueras del hospital donde se encuentra Ignacio López Tarso.

El hijo del primer actor también aprovechó para contar una anécdota de su padre, ya que hace aproximadamente dos años, Ignacio López Tarso estuvo hospitalizado en el mismo nosocomio de la Ciudad de México y tras ser dado de alta les dijo en tono de broma que esperaba no volverlos a ver.

Sin embargo, la neumonía bacteriana de la que actualmente es presa, volvió a llevar al actor al mismo hospital, donde el personal lo recibió con mucho cariño y respeto.

«Lo están atendiendo muy bien, tiene todo intravenoso, el medicamento, el antibiótico, el suero, etcétera. Tiene que estar así unos días más porque no podría soportar la cantidad de medicamento por otra vía, pero el infectólogo lo vio en la mañana y le dijo: Don Ignacio, mis respetos, está usted muy bien, me esperaba un cuadro peor, usted yo creo que en unos cinco, siete días se puede ir a su casa», explicó el hijo de Ignacio López Tarso.

Con información de El Heraldo de México

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.