Mundo

Scholz y Macron instan a Putin a terminar con la guerra en Ucrania

Ambos dirigentes hablaron durante 80 minutos con el líder ruso, a quien llamaron a mejorar la situación de la población civil y a permitir la exportación de trigo para evitar una crisis.

El canciller de Alemania, Olaf Scholz, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, sostuvieron este sábado una conversación telefónica con el líder ruso, Vladimir Putin, a quien instaron a emprender «negociaciones directas y serias» con Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, y a encontrar una solución «en el respeto a la soberanía y la integridad territorial” de ese país.

El diálogo, que duró 80 minutos, estuvo marcado por los llamados realizados por los dirigentes europeos para imponer «un cese el fuego inmediato y una retirada de las tropas rusas», indicó en un comunicado el gobierno alemán. El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Hebestreit, indicó que se llamó a Putin a negociar con Zelenski y encontrar «una solución diplomática al conflicto”.

La conversación se celebró a petición de Macron y Scholz, y se focalizó sobre «la continuación de la guerra rusa contra Ucrania y a los esfuerzos para ponerle fin». En ese marco, ambos dirigentes pidieron al líder ruso «que mejore la situación humanitaria de la población civil”. Putin, por su parte, se comprometió a tratar a los combatientes ucranianos capturados conforme al derecho internacional.

Por culpa de Ucrania

Además, el eje franco-alemán pidió a Rusia la liberación de los 2.500 defensores de la acería de Azovstal que han sido hechos prisioneros de guerra por los rusos. Insistieron también en la urgencia de levantar el bloqueo en Odesa para permitir la exportación de cereales ucranianos por el Mar Negro y evitar una crisis alimentaria a nivel mundial. Según el Elíseo, Putin prometió acordar un acceso de barcos para permitir la exportación de cereales.

Putin, por su parte, denunció el «peligro» que representan las entregas de armas de los países occidentales a Ucrania y advirtió del riesgo de una futura «desestabilización» de la situación y de un «agravamiento de la crisis humanitaria». Según el Kremlin, Putin confirmó que Rusia está «abierta a una reanudación del diálogo» con Kiev para resolver el conflicto armado. Las negociaciones de paz están en punto muerto desde marzo, indicó la presidencia rusa, «por culpa de Kiev”.

Con información de DW noticias

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.