Entretenimiento

La Nave: Cómo una buena actitud nos puede llevar a dimensiones extraordinarias

Un “golpe de suerte” que lo transportó a un viaje de aprendizaje, así define el actor Pablo Cruz Guerrero la aventura emprendida en La Nave, película sobre la empatía que ahora está disponible en salas de cine.

La cinta, inspirada en una historia real, sigue de cerca a Miguel, un locutor de radio sin fe en la vida que pasa sus días conduciendo el programa “La Nave”, un espacio infantil que se sostiene de sus pocos patrocinadores a pesar de no tener audiencia.

La depresión y rutina mantienen sumergido a Miguel en este programa monótono que un día da un vuelco al recibir la inesperada llamada de Gerardo, un niño con cáncer terminal que le pide cumplir su deseo de viajar en “la nave del programa” a la playa.

La ilusión de aquel niño entonces pondrá a prueba la empatía de Miguel y de todo el equipo del programa en esta nueva misión.

La Nave es un proyectote, una película entrañable que yo estoy realmente emocionado de compartirlo con el resto del mundo. Es una historia que vale la pena compartir con muchos mexicanos y darnos más motivos para ilusionarnos y para ir construyendo juntos”, señala Pablo Cruz Guerrero, quien además de protagonizar la historia fue quien la escribió y produjo.

En un esfuerzo en conjunto con el verdadero Miguel Pérez, el locutor que le compartió su historia 10 años atrás a Pablo Cruz, 400 personas dentro del proyecto, 30 millones de pesos entre contribuciones fiscales, inversiones y patrocinios, ahora esta cinta está disponible en 500 salas.

La película muestra como polos apuestos a Miguel y Gerardo. Un locutor sin motivaciones para arrancar su día y un niño en el que cada día representa una lucha pero que ve con la mejor cara. El encuentro entre ellos dos podrá a Miguel a ver su vida en perspectiva.

Con información de SinEmbargo

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.