EntérateMundo

Familiares detenidos tras muerte de niña de tres años durante “exorcismo”, en California

El abuelo y el tío enfrentan cargos de abuso infantil después del incidente de septiembre que también condujo al arresto de la madre

Dos personas han sido arrestadas en relación con la muerte de una niña de tres años en una iglesia del norte de California durante lo que se ha descrito como un «exorcismo».

La niña, Arely Naomi Proctor, murió en septiembre pasado después de que familiares realizaran una ceremonia en la Iglesia Apóstoles y Profetas, una pequeña iglesia pentecostal en San José , porque creían que estaba “poseída por un espíritu maligno”, según muestran documentos judiciales.

La oficina del médico forense local dictaminó que la muerte fue un homicidio como resultado de asfixia por asfixia y asfixia.

El abuelo del niño, René Trigueros-Hernández, y su tío, René Hernández-Santos, fueron arrestados esta semana por cargos de abuso infantil que llevaron a la muerte de la víctima, dijo el departamento de policía de San José en un comunicado.

La madre de la niña, Claudia Hernández-Santos, fue arrestada en enero y acusada de agresión a un niño con resultado de muerte.

No se supo de inmediato si el abuelo y el tío de la niña tienen un abogado que pueda hablar en su nombre. La oficina del defensor público de Santa Clara, que representa a Claudia Henandez-Santos, no respondió de inmediato un mensaje el viernes de Associated Press.

Según los registros judiciales, Claudia Hernández-Santos le dijo a la policía que creía que su hija estaba poseída porque «se despertaba y gritaba o lloraba periódicamente». Ella y su hermano llevaron al niño a la iglesia el 24 de septiembre de 2021 temprano en la mañana para realizar un exorcismo.

Claudia Hernandez-Santos le dijo a la policía que intentó meter el dedo en la garganta de su hija para inducir el vómito y que la niña “se durmió varias veces” mientras ella empujaba su garganta con la mano, según documentos judiciales.

La madre de la niña está acusada de privar a la niña de alimentos y de agarrarle el cuello y apretarlo mientras el abuelo y el tío sujetaban a la niña. La fuerza en la garganta de la niña pareció dejar múltiples moretones.

Claudia Hernandez-Santos le dijo a la policía que la familia esperó dos horas antes de llamar a la policía después de que el niño no respondiera.

El abuelo le dijo a Mercury News la semana pasada que había realizado la ceremonia en la niña para «liberarla de sus malos espíritus».

“Si lees la Biblia, verás que Jesús echa fuera los demonios y sana de nuevo a los enfermos”, dijo al periódico. “No es cuando yo quiero hacerlo, es cuando Dios, en su voluntad, quiere sanar a la persona. El predicador es como un instrumento de Dios; lo que hacemos es lo que Dios dice”.Anuncio publicitario

Santiago García, el dueño de la casa donde opera la iglesia, le dijo a Mercury News que estaba fuera de la casa mientras se realizaba el exorcismo y no sabía lo que estaba pasando hasta que llegó la policía.

“El abuelo me dijo que estaban orando y creen que al orar, el Espíritu Santo vendrá y la salvará… La mamá dijo que estaba tratando de apretar su cuerpo para sacarle los demonios”, dijo García. “Es muy horrible. Muy, muy horrible.

Según varios miembros de iglesias asociadas con la iglesia de San José, se considera un caso atípico debido a las diferencias en doctrinas y prácticas.

Hablando con Mercury News, el pastor Rafael Escobar, quien dirige una iglesia hermana en el área, describió el incidente como “impactante” y trató de distanciar a su organización.

“La iglesia arraigada en Dios no tiene nada que ver con los exorcismos, no puedes mezclar esas cosas con Dios… Esas son cosas satánicas”, dijo Escobar a Mercury News. “No es nada común en nuestra iglesia y no lo practicamos… realmente me impacta mucho”.

Con información de The Guardian

Deja un comentario

Botón volver arriba
error: Este contenido está protegido. Gracias.