CulturaEntérateEspeciales

Cartelera del Circo Teatro Yucateco en 1907 (XV)

La suerte de Don Tancredo

Corrida de aficionados

Se llevó a cabo el domingo 12 de mayo.

El domingo 12 de mayo, a partir de las 16:30 horas, tuvo lugar una corrida en la que un grupo de jóvenes aficionados de “nuestra buena sociedad”, encabezados por Álvaro Ponce, lidiaron cuatro toretes de Sinkeuel, con el fin de reunir fondos para el hospital en construcción. Se informó que la fiesta brava estuvo llena de peripecias cómicas, además de que se registraron algunos porrazos, aunque sin consecuencias. El numeroso público premió con aplausos los actos de valor de los muchachos y rió con los lances grotescos de los improvisados espadas. (1)

Temporada taurina

Comenzó el domingo 7 de julio / Finalizó el martes 6 de agosto.

Cuadrilla:

Matadores: Agustín Velasco (a) Fuentes Mexicano; Negret y Jerónimo Cruz (a) El Barquero.

Banderilleros: José Traverso (a) Marinerito, Severiano García (a) Almendrito, Gabriel Bonfante (a) Caliente,José Vara (a) Varita y Manuel Rodríguez (a) Sanluquero;picadores: Arturo Fontana (a) Portugués, Carlos Zamora (a) Largo y José M. Mesa (a) Moreno. (2)

La corrida inaugural de la temporada fue el domingo 7 de julio, con el debut de Agustín Velasco (a) Fuentes Mexicano, quien ese día conquistó “muchas simpatías por la bondad de su trabajo y por su valor”. (3) En la segunda corrida, el domingo 14 de julio, hizo su presentación el diestro Negret, quien alternó con Velasco. (4) En la tercera corrida, el domingo 21 de julio (5), actuaron de nuevo ambos espadas, pero esta vez sí hubo algunas novedades, como la que Negret “no mató dos de sus toros, el primero porque no pudo, y el segundo porque el crepúsculo ya estaba muy avanzado”. Por su parte, Velasco sufrió un susto:

[…] El primer toro, de unos grandes arrestos y unas grandes agujas y ladrón como el sol, cogió al diestro, afortunadamente sin más consecuencias que haberle asestado un fuerte varetazo en la tetilla… y haberle lastimado un brazo. Fuentes Mexicano con un valor rayano en temeridad, tomó de nuevo los bártulos y despachó al de la cruza marchándose luego por su pie a la enfermería donde fue medicado […] (6)

En la cuarta corrida, el domingo 28 de julio, se presentó el espada Jerónimo Cruz (a) El Barquero, que ya era conocido de la afición yucateca.(7) En la quinta corrida, el domingo 4 de agosto, cuando se vieron las caras El Barquero y el Fuentes Mexicano, hubo una escandalera en el Circo Teatro Yucateco porque se conjugaron varios factores:

            […] El segundo toro no dio juego; era manzo como un buey y fue picado a la fuerza y banderillado y hasta comenzó a “despacharlo” el “Barquero”. Desde que el otro salió a la arena, comenzó el alboroto; a lo último, el público en masa clamó vociferando que el cornúpeta no era de la “cruza”, como estaba anunciado. El señor juez de plaza se levantó entonces y fue el palco donde estaba el ganadero; y cuando se estaba enterando de si el toro era o no de la “cruza” un regidor mandó a echar al corral al toro. Tantas anomalías dan lugar al escándalo. Primero, no era el señor regidor sino el juez, el que debía retirar al toro, si no ¿para qué es juez? Segundo ¿por qué si el toro no era de la “cruza”, permitió el juez que fuera picado y banderillado y hasta que llegara al último tercio? ¿No reconoció antes el ganado, como es de su obligación? Si lo reconoció ¿Por qué aceptó ese toro? Si al reconocerlo se encontró con que todos los toros eran de la “cruza”, ¿por qué consintió que se echara a la arena un toro de los que no había reconocido?

            Evidentemente que el motivo del gran escándalo de ayer, se debió a faltas del señor juez de plaza como queda explicado, y esos escándalos deben prevenirse para en adelante, porque pueden dar lugar a escenas nada edificantes […] (8)

Para aprovechar la notable afluencia que acudía a la fiesta tradicional del barrio de Santiago, la empresa organizó una corrida el lunes 5 pero se suspendió por lluvia. Entonces programó las dos últimas de la temporada para la tarde y noche del martes 6 de agosto, con ganado de la “cruza” de Sinkehuel y de Nopalapam, respectivamente. La plaza estuvo profusamente iluminada el martes. (9)

En la corrida vespertina El Barquero sufrió aparatosa cogida, aunque sin mayores consecuencias.

[…] Ayer en la tarde, en la lidia del segundo toro, al pretender matarlo el espada Jerónimo Cruz (a) “El Barquero”, fue cogido éste aparatosamente, recibiendo un puntazo en la región glutea izquierda y una lesión en la cabeza. A pesar de esto, el “Barquero” mató al cornúpeta y luego por su propio pie fue a la enfermería, donde el Dr. Palomino lo curó, vendándole la cabeza.

Más tarde se le vio entre barreras, pero no mató el último toro. Esa tarea estuvo encomendada a “Fuentes Mexicano” […] (10)

Corrida de aficionados

Se llevó a cabo el domingo 8 de septiembre.

El domingo 8 de septiembre, no obstante el aguacero y un fuerte viento que azotaron el coso, precisamente cuando estaba a punto de comenzar el festejo, numerosas personas acudieron a otra corrida de aficionados, esta vez liderada por Eloy Martínez, que actuó junto con otros jóvenes en el Circo Teatro Yucateco, engalanado para la ocasión con escudos españoles y cortinajes mexicanos e iberos.

            […] Poco después de las cuatro se oyó un clarín y toque de dianas y cornetas y precedidas por jinetes charros, entraron en el ruedo dos carrozas ocupadas por las madrinas, señoritas María Sarzo, Vicentina Cadavieco, Ofelia Rivas y Julieta Fortuny, trajeadas a la usanza española. Las carrozas se detuvieron frente al palco levantado especialmente para ellas y una vez en sus asientos dio principio la corrida, haciendo el despejo la cuadrilla de jóvenes aficionados capitaneados por Eloy Martínez.

            Los “bichos” de poca edad, poca lámina, poca cuerna y más o menos bravucones, dieron juego menos el tercero que resultó de seda. Y comenzaron los lances propios de corridas de este género. Martínez despachó a sus toros con más o menos trabajo, pero siempre con valentía, cosa que generalmente demostraron todos los que como aficionados, tomaron parte en esa encerrona, en capa, en banderillas, etc.

            Lo más curioso fue la pantomima “tancrédica” (valga la frase) efectuada al salir uno de los últimos toros. A media plaza y en una cama acostóse un hombre haciendo el enfermo y a su cabecera dos personas que hacían de médico. Y salió el toro y se llegó al grupo, olió y se fue a otro lado como diciendo: “Allí ellos”. Fueron muy aplaudidos. La corrida terminó sin que afortunadamente se hubiese registrado ningún accidente lamentable […] (11) (Continuará)

Referencias

  1. – Una corrida de toros. (9 de mayo de 1907). La Revista de Mérida, p. 2; En el “Circo Teatro”. (13 de mayo de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  2. – La temporada de toros. (27 de junio de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  3. – Espectáculos. (8 de julio de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  4. – Espectáculos / Toros. (12 de julio de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  5. – Espectáculos / Toros. (20 de julio de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  6. – Cogida de Fuentes Mexicano. (22 de julio de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  7. – La próxima corrida de toros. (26 de julio de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  8. – Escándalo en la plaza de toros. (5 de agosto de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  9. – Por Santiago. (6 de agosto de 1907). La Revista de Mérida, p. 2. Por haber suspendido la corrida del lunes 5 de agosto, sin permiso de la autoridad, el Ayuntamiento de Mérida impuso una multa de cincuenta pesos a la empresa taurina. Véase: Multa a la Empresa de toros. (13 de agosto de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  10. – Aparatosa cogida del “Barquero”. (7 de agosto de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.
  11. – La corrida de aficionados. (9 de septiembre de 1907). La Revista de Mérida, p. 2.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.