Yucatán

Museo Casa de Montejo signo del pasado entre yucatecos; Los Arrigunaga últimos moradores

A la venta en el paquete de activos de Banamex

El Museo Casa de Montejo, propiedad de Fomento Cultural Banamex, fue construida por Montejo el Mozo por indicaciones de su padre Francisco de Montejo en 1540, y abarcaba toda la manzana de las Calles 61, 60, 64 y 62 en el Centro de Mérida, fueron los Arrigunaga Peón los últimos moradores en la década de los 80 y hoy está a la venta con el paquete de activos de Banamex.

Rodrigo Arrigunaga, hijo de los últimos moradores de la Casa, relató a EstamosAquí.Mx la última fase habitacional de la casa, en lo que fuera la oficina del Mozo, ya que la propiedad completa se fue enajenando.

“La Casa de los Montejo, viene a ser hoy un signo del pasado que aún permea entre los yucatecos… y como todo signo, tiene aristas contradictorias… unos lo ven como un pasado de gloria y otros como una historia de abuso… y ambos pueden decirse que son ciertos…porque así es la vida… y cada quien la mira desde su palco particular”.

En un recorrido por la Casa Museo, EstamosAquí Mx observó las piezas que se exhiben de lo que fue la biblioteca, la habitación y el comedor, habitaciones con techos altos, vigas de madera, murales en el techo, vajillas y muebles de madera que reflejan la tendencia europea que dominaba en esa época.

“Lo que se conoce hoy como la Casa Montejo, es sólo lo que fueran las oficinas administrativas del adelantado. ¿Eso qué quiere decir?, que el predio ha tenido una multitud de usos durante su existencia; pero toda la manzana de las calles 63 con 62, 60 y 65 fueron la casa. Hoy se le nombra Casa Montejo al último vestigio habitacional de la familia Arrigunaga.

“En el siglo 19 la casa había quedado en el abandono porque ningún familiar se hacía cargo de los impuestos y otros cargos del predio, por eso uno de los descendientes (no sé si el que tenía mayor derecho sobre otros posibles herederos) al pagar esos adeudos obtiene la propiedad, en este caso fue Don Simón Peón Cano prominente empresario del comercio de la naciente industria henequenera de esa época”, relató.

De Don Simón hasta los últimos moradores Valentina y Joaquín

Simón Peón Cano fue quien pagó los impuestos y demostró ser descendiente de los Montejo, luego del abandono de la Casa, él la heredó a su nieta María Eduwiges Peón y Peón cuando se casó.

Finalmente, ella y su esposo la heredan a sus 10 hijos, 2 de ellos, los últimos moradores en la década de los 80.

“Don Simón Peón Cano, puede decirse que, junto a sus hermanos y cuñados, es iniciador del comercio de la industrialización del henequén y de allí la prosperidad económica de la región y en particular de sus descendientes”.

Don Simón Peón Cano pagó a mediados del Siglo 19 los adeudos de impuestos y otros cargos demostrando ser descendiente directo del Fundador Francisco de Montejo.

“Obviamente el predio original que abarcaba toda la manzana de 100 por 100 no fue lo que se mantuvo como casa, pues ya se había enajenado en varias ocasiones (fueron casi 4 siglos de ser vivienda familiar para los descendientes del Mozo) y por tanto, son muchos y diversos los apellidos que resultan ser descendientes; desde Montejo hasta llegar a mi papá como heredero, pasaron 19 generaciones, es decir siglos.

“Los últimos moradores fueron los hermanos Valentina y Joaquín de Arrigunaga Peón, quienes heredaron (junto a los otros hermanos de iguales apellidos) la casa de mi abuela Doña María Eduwiges Peón y Peón, quien la recibió en herencia a su vez, de sus padres, José María Peón Losa y María Jesús Peón y Peón, cuando se casó con el Ingeniero Manuel de Arrigunga Gutierrez, que la restauró y modernizó al final del siglo 19 cuando recién se desposó con mi abuela”.

De acuerdo con información de la Casa Museo, la casa fue habitada hasta principios de los 80 por los descendientes de Montejo y restaurada en 1984 por Banamex.

La Casa Museo es visitada por nacionales y extranjeros, no tiene costo el acceso y forma parte de la entrada del Banco en el corazón de la Ciudad.

Ayer Citigroup, anunció la venta de los activos de Banamex, que incluye los bancos y el acervo cultural.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.