Quintana Roo

Más de 9 mil nuevos casos de COVID-19 en Quintana Roo de diciembre a la fecha. Solo 36 con variante ómicron, detecta SESA
● La variante más alta es Gamma


12 de enero/ Cancún, Q. Roo.- Con más de 9 mil nuevos casos de coronavirus COVID-19, del 16 de diciembre a la fecha, las autoridades sanitarias de Quintana Roo solo registran 36 secuencias de la variante ómicron, 34 de ellas en Cancún y dos en Playa del Carmen.

Las variantes de preocupación identificadas en el estado, de acuerdo con la Secretaría Estatal de Salud (Sesa), son Gamma, con el 47%; Delta, con el 21%; Ómicron, con el 12% y Alpha, con el 10 %. El resto de variantes clasificadas como de interés aportan entre el 4 y el 0.3%, indicó la titular de la dependencia, Alejandra Aguirre Crespo.

En conferencia de prensa, la funcionaria indicó que ómicron tiene una mayor capacidad de transmisión que el virus original y que otras variantes y se corre un riesgo mayor de reinfección.

Hasta hoy, el número de contagios por COVID-19 alcanza los 69 mil 379 casos, es decir, 9 mil 379 casos más que los registrados el 16 de diciembre del año pasado.

El promedio de contagios diario es de 800 nuevos casos por día, según las cifras oficiales. Ayer de tenían 68 mil 180 personas que dieron positivo al virus.

La intensidad en la velocidad de contagios, más allá de las cifras oficiales, es evidente desde hace semanas, en que la población mantiene saturados hospitales y clínicas públicas o particulares, en busca de atención médica o para hacerse la prueba de antígenos o PCR, ante la aparición de síntomas, que van desde el dolor de cabeza, garganta, cuerpo, fátiga extrema y tos.

Aguirre Crespo advirtió que, aún cuando el gobierno estatal se previno desde octubre y noviembre, con miles de pruebas para detectar contagios por COVID-19, “se avecina escasez de (pruebas) de antígeno”, ante la potencialización de la demanda.

Por tal motivo, exhortó a la población a realizarse la prueba solo si presenta síntomas, pues de lo contrario “estaríamos disminuyendo recursos y posibilidad (de verificar) en aquellos que realmente tienen síntomas”.

Subrayó que al margen del número de contagios con el virus original o con su variante, es indispensable que la población y los sectores productivos comprendan la magnitud de las consecuencias colectivas que conlleva contraer COVID-19, pues además de la problemática de salud, contagiarse implica confinarse y ello deriva en ausentismo laboral y parálisis de las actividades económicas.

Destacó que aún cuando no se tiene –todavía– una alta ocupación hospitalaria, ni ha incrementado el número de defunciones, las clases presenciales se han suspendido; líneas aéreas suspendieron vuelos comerciales debido al contagio de pilotos y sobrecargos; los aforos han reducido y hay negocios cuya operación se ve comprometida ante la falta de personal.

“La rápida acumulación obligó a la suspensión de vuelos comerciales debido al ausentismo de pilotos y sobrecargos. Imaginemos las consecuencias si la mayoría debe ir de incapacidad por aislamiento. Pensemos en que el efecto secundario es nocivo para la sociedad”, dijo.

En ese entendido llamó a la población a no confiarse y a no relajar aún más las medidas preventivas, pues es indispensable el uso del cubre bocas, el lavado de manos continuo, la sana distancia y el evitar concentraciones masivas o de más de 10 personas en espacios cerrados.

Es recomendable –señaló– evitar asistir a centros comerciales con infantes menores de 12 años o a lugares concurridos en donde no se garantice la sana distancia.

“Lo más importante es evitar el aumento de casos sean de la variante que sean. Lo realmente importante es no tener un aumento vertiginoso de casos en un momento muy breve, con consecuencias cada vez menos letales a la salud gracias a las vacunas, pero con efectos nocivos que pueden ser muy grandes para la economía y para el empleo”, sostuvo.

Hasta el momento se han enviado 290 muestras para la vigilancia genómica del virus, a fin de que se identifique y monitoree los cambios en el virus.

Aguirre Crespo manifestó que Quintana Roo figura como una de las dos primeras entidades en cobertura de vacunas, con dos millones 337 mil 940 dosis aplicadas a mayores de 15 años y adolescentes con comorbilidades, lo que equivale a un 97%.

La gente vacunada con primera dosis asciende a un millón 261 mil 900 personas; con segundas dosis, un millón 097 mil 081; y con la tercera, van 33 mil 631 personas.

Recordó que la vacunación para las y los docentes, con 36 mil 249 dosis de Moderna, se realizará del 17 al 19 de enero, en los municipios de Solidaridad, Othón P. Blanco (Chetumal), Benito Juárez (Cancún), Cozumel, Isla Mujeres y Felipe Carrillo Puerto.

También se han abierto módulos –en esta semana– para la aplicación de vacunas gratuitas en Cancún y Chetumal, del 10 al 21 de enero.

Hasta el momento se han realizado mil 232 pruebas, de las cuales 479 resultaron reactivas, es decir, el 39% ciento salió positiva.

Otros datos aportados por la secretaria de Salud, consistieron en la cantidad del personal de la dependencia que se contagió del virus, cifra que asciende a 603 trabajadores positivas a COVID-19, todas dentro de un cuadro clínico leve, sin necesidad de ingresar a terapia intensiva.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.