Quintana Roo

Abre Comisión de Derechos Humanos queja ante tala de arboles en Bahía de Chetumal

La investigación abarca a la Secretaría de Obras Públicas, a la SEMA, la PPAQROO y el propio ayuntamiento de Othón P. Blanco

10 de enero/ Cancún, Q. Roo.- Ante la indignación provocada por la tala de un promedio de 75 árboles a lo largo del Bulevar Bahía, en la ciudad de Chetumal, la Comisión de los Derechos Humanos en Quintana Roo (CDHEQROO) inició una queja de oficio en contra de la Secretaría de Obras Públicas (SEOP), como responsable de estos trabajos, que forman parte del proyecto de remodelación y modernización de la zona, que comenzó desde el pasado 14 de diciembre.

El organismo promotor de los derechos humanos indicó que, como parte de la queja VG/OPB/007/01/2022, también serán requeridos los responsables del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) y de la Procuraduría de Protección al Ambiente (PPAQROO), como parte de la investigación, con la finalidad de establecer posibles actos y omisiones en razón de la autorización y ejecución de la tala del arbolado.

La queja fue abierta a propósito de las denuncias ciudadanas en redes sociales y medios de comunicación, que ilustran con imágenes “la múltiple devastación a la vegetación en dicha zona.

La Comisión manifestó que se emitió también la medida precautoria MPC/OPB/001/2022 –dirigida a la SEOP– con la finalidad de realizar de manera inmediata acciones necesarias para detener la tala de árboles y se atienda a lo dispuesto en la normatividad estatal, nacional e internacional en materia de protección al medio ambiente y equilibrio ecológico, ello en pro de garantizar el derecho a disfrutar de un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado de las personas habitantes de Chetumal. 

Esta no es la primera vez en que el titular de la SEOP, William Conrado, se ve inmerso en un escándalo similar.

En 2019 engañó a pioneros y comerciantes de Cancún al comprometerse –públicamente– a modificar el proyecto de remodelación del Parque de El Crucero, en la ciudad, conservando el kiosko histórico y los arrietes, evitando el derribo de árboles y que el sitio quedase como una plancha de cemento.

Sin embargo, pese al compromiso hecho por el funcionario estatal el 3 de junio de ese año –incluso ante autoridades municipales y miembros de la comunidad– el kiosko, considerado un elemento histórico y de identidad para la ciudad, fue demolido a finales de julio.

“El kiosko se quedaba. Eso dijo Conrado. Pero al final el señor hizo lo que se le pegó la gana. En vano los tres meses que estuvismo trabajando. El gobierno del estado nos tomó el pelo”, declaró entonces Rosario Albornoz, del Comité de Vecinos e integrante de la asociación de comerciantes de El Crucero.

Conrado había garantizado que la fuente que hoy luce en el Parque de El Crucero, tampoco sería construida. Los arrietes también fueron demolidos, hubo áreas podadas, pero no pudo establecerse si tumbaron o no árboles.

Gobierno estatal frena tala de árboles

El gobierno estatal indicó que se encuentra investigando la tala de arbolado en el Bulevar Bahía, a través de la Procuraduría de Protección al Ambiente, cuyo personal acudió al lugar de los hechos para realizar una inspección ocular y levantar un acta circunstanciada.

Lo anterior derivó –ayer– de la clausura temporal del derribo y retio de los árboles, hasta contar con la información precisa del proyecto.

En el sitio se contabilizaron 75 árboles talados, distribuidos en seis especies: almendro, cocoteros, uva de mar, casuarina, leucocena y palma Washington; la dependencia estatal señaló que ninguna de estas especies se encuentra en algún estatus de protección. El diámetro talado va de los 10 hasta los 84 centímetros.

Mediante un comunicado, se dijo que el gobierno encabezado por el gobernador, Carlos Joaquín González, “se ha caracterizado por la protección al medio ambiente”.

“Nos pronunciamos en contra de todo acto que atente y perjudique al medio ambiente, el estado asume su responsabilidad en esta tarea, por lo cual se suspenden las actividades en apego a lo que señala la Ley de Arbolado Urbano, hasta en tanto no se tenga la información respecto a la actividad realizada en la obra de remodelación del Boulevard Bahía de Chetumal, en lo que corresponda al movimiento y retiro de árboles en dicho proyecto”.

El proyecto cuenta con una inversión de 140 millones de pesos y busca remodelar y modernizar el bulevar ubicado en los márgenes de la Bahía de Chetumal.

En su primera etapa, los trabajos abarcan del Parque Renacimiento, hasta la Universidad de Quintana Roo (UQROO), pero la obra completa llegará hasta la localidad de Calderitas, que también será remosada y en donde se construirá una plaza cívica con un asta bandera.

Las obras comtemplan un andador peatonal tipo aleta de pescado, la edificación de una trotapista de carpeta asfáltica de dos metros de ancho, banquetas de concreto, sobrebancas, ampas de acceso, guarniciones, tratamiento de la vialidad, atención de desfondes, alumbrado público, rehabilitación de esculturas y captadores pluviales.

Además se agregará al bulevar una nueva escultura dedicada a “la mujer chetumaleña”.

Durante la inauguración de los trabajos, el 14 de diciembre, se informó que el Colegio de Biólogos sería asesor en materia de conservación ambiental y los integrantes del Comité de Contraloría Social, que encabeza Ruty Carlos Buenfin Magaña, se encargaían del cumplimiento de las normas establecidas para la obra.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.