CulturaEntérateEspeciales

“Pepita y cacahuate”: trabajo fácil; así decimos en Yucatán, también se come

Es un Yucatequismo reciente, según hemos observado.

Y claro, no lo registra la refinada Academia Española, pero sí nos ha sorprendido que el Diccionario Enciclopédico Social de las Culturas Juveniles de nuestro apreciado Edgar Rodríguez no lo incluya en su vocabulario.

En cambio el Diccionario Español-Yucateco del Dr. Miguel Güemez Pineda, además de ofrecernos una amplia explicación de lo que son la pepita y el cacahuate tal como los venden los “pepiteros” o “cacahuateros” por el centro de la Ciudad, define el Yucatequismo dicho de la siguiente manera:

5 pepita y cacahuate (coloquial), Cosa fácil de hacer o sin valor

Y enseguida nos informa como es el “pepitero”, esto es, aquella persona (generalmente un hombre humilde que carga una o dos mochilas rebosantes de tales delicias):

Pepitero s.m. Persona que vende pepitas de calabaza menuda (ts’ol) aderezadas con sal, generalmente en paquetes pequeños o envoltorios que se consumen como golosina. Comúnmente estos vendedores ambulantes llevan en el cuello dos grandes bolsas de manta donde les cuelgan: en una ponen los envoltorios de pepita y en la otra los de cacahuate tostado.

Dialogo habitual:

-Oye “Gasolina” ¿podrás aceitar bien mi veleta?

-¿Pero qué te pasa “calabaza”? ¡eso es pepita y cacahuate!

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.