CulturaEntérateEntretenimientoEspeciales

“No Mires Arriba”, dura crítica al frívolo mundo capitalista.

El cine actual navega por las aguas de una crítica social con sentido; y algunas producciones que, realmente, responden a otra clase de intereses, no siempre los más nobles. Adam Mc Kay, es un director y guionista que se ha caracterizado por una visión crítica afilada y un tanto diferente; esto queda evidenciado en filmes como: Policías de Repuesto, La Gran Apuesta, 30 Días para ir a la Cárcel, Estafadoras de Wall Street o Hermanastros. Ahora, en 2021, ha lanzado un nuevo filme que transita con fuerza por un retrato profundo de una sociedad enajenada por las redes, desentendida de una realidad que es suplantada por la virtualidad del internet y, lo más grave, que no sabe percatarse de cosas de la mayor gravedad, si estas no están contempladas en el alucinante mundo de la virtualidad, lo cual ha de traer consecuencias trágicas para el planeta todo. El filme puede ser considerado como apocalíptico, pero con una profunda dosis de un humorismo ácido que, por momentos mueve a desesperación al espectador. La película no pudo tener un título más apropiado: “No Mires Arriba”, pues con esta corta expresión nos define plenamente su esencia. La nueva obra de Mc Kay ya va cosechando éxitos y premios a poco de su estreno, lo cual lo pone en un lugar destacado en el panorama universal del cine.

La obra cinematográfica de Mc Kay tiene un reparto de lujo, lo encabeza nada menos que Leonardo Di Caprio, gran figura del cine, como el Dr. Randall Mindy; Jenifer Lawrence, joven actriz que ha tenido una exitosa y meteórica carrera, pues ya ha recibido premios de gran importancia y nominaciones al Óscar, como la candidata a doctora Katy Dibiasky; hace la tercia de ases una gran figura consagrada, Meryl Streep, como la frívola presidenta Orlean, presidenta de los Estados Unidos de América; juegan también un rol de gran importancia en la historia, dos conductores de televisión de gran prestigio, Brie y Jack, asumidos por Cate Blanchett, otra figura consagrada, y Tyler Perry, con una brillante carrera en televisión, teatro y cine; completa el elenco con un personaje tragicómico Jonah Hill, como el hijo y asistente de la presidenta, Jason. La historia de la película es de la autoría del propio Mc Kay y David Sirota, y el guion es del mismo Mc Kay. La música incidental es obra de Nicolás Britell, quien ha cosechado éxitos con sus composiciones para la refilmación de El Rey León y Cruella. La fotografía del filme corrió a cargo de Linus Sandgren, destacado director de fotografía sueco, que cuenta en su haber filmes como: Sin Tiempo para Morir, La La Land o El Primer Hombre en la Luna. De manera que la ficha técnica es inmejorable.

La acción da inicio en un observatorio de astronomía de una universidad; en ese lugar una joven científica, Katy Dibiasky, ha descubierto un cometa, el cual se ha designado Cometa Dibiasky, en honor a su descubridora, cómo es la costumbre. La joven y su maestro, el Dr. Randall Mindy están dedicados totalmente al estudio del cuerpo celeste, de sus movimientos, calcular su tamaño y predecir su ruta en su viaje por el espacio. Los cálculos de los científicos les van poniendo en el conocimiento de algo aterrador: La trayectoria del cometa, sin duda de ninguna especie, le va llevando a chocar sin remedio con la tierra. Los científicos checan varias veces sus datos llegando siempre a la misma conclusión, el choque con la tierra es inevitable. Con justificada alarma, los científicos entablan comunicación con la NASA y buscan la posibilidad de usar todos los medios al alcance de la ciencia para modificar esta trayectoria, pues por las dimensiones del cometa, su choque con nuestro planeta sería muchísimo peor que el del meteoro que acabó con los dinosaurios, y acabaría con la vida de todo el planeta. La inquietud de los hombres de ciencia encuentra eco en un importante funcionario de la NASA, que los lleva directamente a la Casa Blanca ante la presidenta de los Estados Unidos, y ahí empieza un verdadero calvario para el Dr. Mindy y Katy. En primer lugar, los dejan esperando muchísimo tiempo y al final, el hijo y secretario de la presidenta les dice que mejor los recibirá mañana la funcionaria, quien ha estado ocupada en cosas totalmente baladíes. Ante el asombro e indignación de los científicos, los mandan a pasar la noche en un hotel.

El encuentro con la presidenta Orlean es terriblemente decepcionante, pues es un ser totalmente atenido a las opiniones que recibe en sus redes sociales, lo más valioso para su criterio es la aprobación que se refleja en su Twitter y otras redes semejantes, toda su preocupación está puesta en la opinión pública en relación con las elecciones intermedias, así que el asunto del cometa y su choque con la tierra es un asunto de poco interés para la frívola mujer. Llenos de desesperación los hombres de ciencia, recurren a los medios de comunicación para tratar de difundir la alarma y buscar el apoyo de la opinión pública. La experiencia en los estudios de televisión resulta ser un verdadero disparate, irracional y casi alucinante por lo absurdo. Los conductores del programa están totalmente atenidos a los likes que reciben de los televidentes a través de las redes. Ante la desesperación del Dr. Mindy y Katy, son totalmente ignorados por los comunicadores. Increíblemente nadie toma en serio el terrible peligro que amenaza al planeta, pues la realidad virtual se impone sobre la realidad palpable. Sin embargo, el interés de la presidenta por la aprobación del electorado la lleva a ordenar que la NASA tome cartas en el asunto y planear una estrategia para desviar la trayectoria del cometa, misión encomendada a un patético personaje militar que será el héroe salvador de la tierra.

De pronto, aparece en escena un absurdo personaje que es el dueño de la más importante industria fabricante de celulares y otros dispositivos semejantes, quien plantea otra estrategia para salvar a la tierra; toda la atención de la presidenta y su comitiva se concentran en este nuevo plan y da al traste con el proyecto de la NASA. Con profunda desesperación Mindy y Katy ven cómo el choque se va haciendo apabullantemente inevitable y ya muy próximo, pues se ha perdido un tiempo precioso en tonterías baladíes. Siendo ya un desenlace inevitable, los hombres de ciencia buscan la convivencia con sus familias para esperar el final. La presidenta, el empresario y sus allegados, como buenos capitalistas, al captar al fin la inminencia del desastre, preparan su huida de la tierra a un planeta que el empresario ha localizado, aún con más oxígeno que la tierra. La presidenta llama a Mindy para invitarlo a huir con ellos, a lo cual el doctor se niega. Los capitalistas huyen y el terrible choque se da con las consecuencias previstas. La nave de los capitalistas llega a su destino, desembarcan ahí, dónde creen que les espera un futuro feliz, pero inmediatamente son devorados por las criaturas que pueblan el planeta. Entre las ruinas de la tierra, asoma como sobreviviente absurdo el hijo secretario de la presidenta, el joven Jason, como una burla culminante de esta feroz crítica a la frivolidad del mundo capitalista actual. El filme, tiene una profunda dosis de absurdo, es filosa y profunda, es una verdadera lección para hacer un llamado a la absurda sociedad actual, embebida en esas realidades virtuales que nos alejan de las cosas verdaderamente importantes y trascendentes de la vida. Es un filme que vale la pena ver y juzgar.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.