DineroEntérate

El error más costoso que puedes cometer

Hace algunas semanas mi hermana iba saliendo de casa de mis papás y entre sus prisas no calculó bien un escalón que le faltaba, pisó mal y se le fue el tobillo. Algo tan sencillo como dar un mal paso, que seguramente te ha sucedido varias veces, terminó con ella en cirugía porque se había roto los ligamentos del tobillo. Y con una cuenta de hospital de más de 100 mil pesos.

Hoy podemos estar bien, pero en cualquier momento algo malo puede pasar e implicar costos elevados que hagan tambalearse a nuestras finanzas. Justo por eso en esta ocasión les hablaré del error más costoso que podemos cometer.

Cuando estamos en la escuela, primero pasamos por el kínder, luego por la primaria, secundaria etc. Vamos avanzando de acuerdo con un orden predeterminado. Cuando una constructora hace una casa no empieza poniendo los pisos o colando los techos, primero pone los cimientos. Y es que, para muchas cosas en la vida, si no seguimos un orden la cosa puede acabar muy mal.

Con nuestras finanzas pasa lo mismo, nadie nos lo dijo, pero hay un orden que deberíamos seguir para alcanzar la independencia financiera. Antes de ahorrar grandes cantidades o pensar en inversiones tenemos que protegernos contra los imprevistos. TODOS sin importar nuestro grado de escolaridad, sexo o nivel de ingresos estamos expuestos a riesgos.

Por más que queramos, no podemos eliminar todos los riesgos que implica el simple hecho de estar vivos. Entonces tenemos que tomar una decisión sumamente importante, que hacemos con ese riesgo, estamos dispuestos a asumirlo y enfrentar las consecuencias en caso de que se materialice o preferimos transferir el riesgo a un tercero y así minimizar el impacto económico que pudiera tener en nuestra vida.

¿Cómo podemos transferir el riesgo? A través de los seguros. Ya se lo que me vas a decir, es que yo odio que me hablen de seguros, ya estoy cansado de que me ofrezcan seguros, o yo no creo en los seguros. Lo siento, pero los seguros juegan un papel fundamental en la vida financiera, pues son la roca sobre la que se edifica un patrimonio sólido. 

Entonces ¿qué seguros debería de tener? Aquí la respuesta puede variar según la persona y el patrimonio con el que cuenta (auto, casa, negocio, etc.) Sin embargo, de manera general hay dos pilares fundamentales que tenemos que proteger:

  1. La vida
  2. La salud

Pero ojo, el pilar de la vida, únicamente aplica para aquellas personas que tienen dependientes económicos. Pues en caso de que llegáramos a faltar, las personas que dependen de nosotros tendrían una afectación económica importante. Aquí la recomendación es que contemos con un seguro de vida con una suma asegurada de al menos 60 meses de los gastos con los que nosotros aportamos. Este es el periodo de tiempo estimado que le toma a una familia el recuperarse del shock económico que implica el perder a un proveedor de recursos.

A diferencia del pilar de la vida, el pilar de la salud si aplica a todas las personas, independientemente de si tienen o no dependientes económicos, pues tod@s necesitamos gozar de buena salud, no solo para poder trabajar y generar dinero, sino para el simple hecho de disfrutar la vida.

Es sumamente importante contar con un seguro de gastos médicos que nos permita atendernos en caso de cualquier enfermedad o accidente sin la necesidad de desembolsar grandes cantidades de dinero, de lo contrario, uno de estos eventos podría acabar con nuestros ahorros e inversiones en un dos por tres. Esto lo podemos cubrir teniendo seguro del IMSS, ISSSTE, acceso al INSABI, o en caso de que nos queramos atender en instituciones privadas es indispensable contar con un seguro de Gastos Médicos Mayores, de lo contrario, las cuentas de hospital pueden ser el camino más rápido a la ruina económica.

Los seguros de Gastos Médicos van a permitir que las instituciones de salud trabajen para que nos recuperemos. Pero ¿Qué sucede en el caso de que una enfermedad o accidente nos deje SIN la posibilidad de trabajar? Esto es lo que se le conoce como muerte financiera y en términos económicos es peor que el fallecimiento, pues no solo dejas de poder aportar dinero, sino que te vuelves una carga económica para los demás. Para protegernos de este tipo de situaciones existen los seguros de invalidez, con los cuales en caso de que quedáramos con una invalidez total y permanente recibimos una suma asegurada que nos permita reducir el impacto económico.

En resumen, deberías de contar al menos con los siguientes 3 seguros:

  1. Seguro de vida (únicamente si tienes gente que depende de ti económicamente)
  2. Seguro de Gastos Médicos Mayores
  3. Seguro de Invalidez

El error más costoso que puedes cometer es vivir pensando que a ti NO TE VA A PASAR, porque entonces cuando te pase, no vas a haberte preparado económicamente y puedes ver desaparecer de golpe todo el patrimonio que llevas construyendo durante toda tu vida.

Si te gusto este video, entonces te invito a que lo compartas, para que más gente se decida a tomar el control de sus finanzas. Sigue también mis redes, donde podrás encontrar más tips sobre finanzas personales.

¡Hasta la próxima!

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.