CulturaEntérateEspeciales

Otros hábitos (o manías) de los Yucatecos

La hamaca, sitio de distinción en otros siglos.

En nuestros tiempos, cuando algún familiar o amistad nos visita, inmediatamente le ce cedemos el mejor sillón o silla más cómoda y le brindamos todas las concesiones de una persona distinguida, séalo o no.

Pero en épocas pretéritas nuestras antepasados, si estaban cómodamente acostados en sus hamacas leyendo el periódico, un libro o simplemente descansando, se levantaban de esa “media luna del sueño”, como bellamente le nombra el poeta, Carlos Moreno Medina y se la cedían a su visitante mientras ellos pasaban a ocupar una silla común.

Y así debió ser en los siglos anteriores. Lamentablemente no contábamos con los cronistas que surgían posteriormente, y si los había, no se ocuparon para nada de transmitirnos esas noticias que no consideraban importantes o interesantes para ellos.

En cambio las revistas de la flamante imprente ya dignamente introducida en la península, aluden en sus escritos a este hábito, como al que nos compete ahora, Además, gozábamos del extraordinario humor gráfico de Picheta, gran figura del grabado en Yucatán, quien se ocupaba de las ilustraciones en las cuales admirábamos dibujos de escenas donde figura la hamaca y hasta algunos prójimos meciéndose sabrosamente en ella (algún visitante desde luego), rodeado de otros (anfitriones de seguro) sentados o de pie, sin que les quede otro remedio.

Las 5 o 6 comidas del yucateco de otra época

Nuestros cronistas decimonónicos y aún los del siglo XX no se han puesto de acuerdo en la vieja cuestión de que si el yucateco de esos tiempos, hacía cinco o seis comidas diarias.

Renán Irigoyen, don Carlos R Menéndez y otros observadores de lo curioso, difieren en el caso ya anunciado. Don Gil de las Calzas Verdes (seudónimo de don Manuel Barbachano y Terrazo, cronista del siglo XX) ha mencionado seis, aunque es de aclararse que quiénes engullían tanta carne serían los hacendados o los ricos de entonces, pues el campesino, y en general el pueblo, sólo hacía una comida.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.