EntérateMéxico

¿Qué pasa en el CIDE? Dos bandos, renuncias, denuncias, acusaciones y movilización

A las inconformidades agrupadas en  #YoDefiendoAlCIDE se han sumado alumnos, exalumnos e investigadores de instituciones como  El Colegio de México, quienes exigen respetar la vida académica y autónoma de la institución.

Ciudad de México, 24 de noviembre.- Despidos de académicos, renuncias, acusaciones de imposición, marcha y anuncios de amparos han puesto en la última semana al Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) en medio de una tormenta donde el centro de atención es el director interino José Antonio Romero Tellaeche.

Romero Tellaeche es señalado “autoritario” y cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que, a juicio de estudiantes, académicos y sociedad civil, quita a la institución cualquier posibilidad de autonomía.

Esto sin contar con que desde 2019, el presupuesto que se destina a la institución ha disminuido considerablemente. Hace dos años recibió 417,748.3 pesos, cifra que para 2021 se redujo a 392,591.7 pesos.

Estudiantes, académicos e investigadores del CIDE realizaron el 19 de noviembre una manifestación para exigir la destitución de su director interino. La expresión de inconformidad surgió tras la destitución de Catherine Andrews, quien era secretaria académica, y del director de la sede Aguascalientes, Alejandro Madrazo Lajous.

Previamente, el 18 de agosto, en una de sus conferencias matutinas, el presidente López Obrador había lanzado una crítica en contra de la institución por formar cuadros para el sector privado, lo cual sería rechazado por personal docente.

“Entiendo que exista el ITAM, institución impulsada por el sector privado para formar sus cuadros, pero que el Estado esté financiando una institución con esos mismos propósitos como es el CIDE o que el Conacyt esté al servicio de las empresas, que su presupuesto se destine a financiar investigación de las empresas y no hacer investigaciones en beneficio de la gente”, cuestionó AMLO.

A LA DEFENSA DE LA INSTITUCIÓN

Entrevista en el espacio de Aristegui Noticias, Andrews negó tal acusación al señalar que 42% de los egresados de la institución trabajan en el sector público y agregó que su despido se debió al intento del director interino por desaparecer las comisiones académicas.

“El problema no es sobre nuestra capacidad o nuestros deseos o nuestra oposición de colaborar, yo diría que el problema que identifican los estudiantes y que identifico yo, es que el director general interino no quiere cumplir el reglamento ni los estatutos, y se comporta como si aquello no se le implicara y cuando uno le llamó la atención sobre la necesidad de seguir los estatutos su reacción fue cesar a la persona que le informa de su actuación”, dijo en el espacio de noticias.

Por su parte, Alejandro Madrazo Lajous, dio a conocer su destitución en su cuenta de Twitter, misma que se dio días después que expresara su solidaridad con los investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que exigieron mejores condiciones laborales. La justificación oficial para el despido fue “pérdida de confianza” por parte del CIDE.

“El día de hoy fui removido por ‘pérdida de confianza’ de la dirección de la @CIDE-_RC. Haber dirigido a nuestra comunidad ha sido una responsabilidad de la que estoy orgulloso, pero más orgulloso estoy de pertenecer a mi comunidad, en la que continuaré como profesor-investigador”, publicó Madrazo el 5 de octubre.

La decisión se da unos días después de que Madrazo Lajous publicará un video en apoyo a los investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), quienes exigieron mejoras en sus condiciones laborales.

Ante la destitución de los académicos surgió un movimiento de estudiantes que piden su restitución al igual que muestras de solidaridad de intelectuales como los investigadores de El Colegio de México (Colmex) quienes difundieron una carta para solidarizarse con quienes están en contra de lo que ocurre en el CIDE.

“Esta situación ha sido mayormente provocada por el director interino, quien ha tomado una serie de decisiones y medidas que denotan una grave falta de respeto a la institución que pretende dirigir, así como un notable desconocimiento de su naturaleza, de su misión y de su funcionamiento”, señala la carta firmada por 42 académicos del Colmex y en la que aparecen los nombres de Julio Bolvinik y José Ramón Cossío, Sergio Aguayo y Soledad Loaeza, entre otros.

Por su parte, José Antonio Crespo también lamentó la situación por la que atraviesa la institución. “Mi producción en el Cide por 30 años (que ahora termina) en distintas categorías,  fueron 25 libros que se refirieron básicamente a temas partidistas y electorales, con fuertes críticas a los partidos gobernantes; PRI y PAN respectivamente. ¿Eso es neoliberalismo?”, cuestionó en su cuenta de Twitter.

El CIDE es un centro de investigación y educación superior, financiado con recursos públicos, que está especializado en ciencias sociales y que ha cobrado prestigio gracias a sus estándares internacionales de calidad y financiado con recursos públicos. Forma parte del Conacyt.

¿QUÉ DICE EL DIRECTOR INTERINO?

José Romero Tellaeche fue designado por María Elena Álvarez-Buylla, directora del Conacyt, como director interino tras la renuncia de Sergio López Ayllón, en agosto pasado.

En un comunicado fechado el 18 de noviembre, acusó una campaña de desprestigio en su contra y señaló a medios de comunicación por “polarizar” la situación al interior de la institución educativa.

“Medios masivos de comunicación como El ReformaEl Universal y El País han emprendido una campaña de desprestigio haciendo uso de mentiras publicadas como noticias sin fundamento. Esta campaña de desprestigio ha provocado un ambiente de incertidumbre entre la comunidad académica y estudiantil”, señala el comunicado.

Sobre la destitución de Andrews, justificó la decisión en el  Estatuto General del CIDE que a la letra dice:

Artículo 34. El Secretario Académico será nombrado por el Director General y ratificado por el Consejo Directivo. Podrá ser removido en cualquier momento por el Director General de la Asociación.

“En este sentido, la decisión fue tomada en estricto apego a la normatividad vigente del CIDE por lo que en ningún momento representó un acto de arbitrariedad y mucho menos un despido. La Dra. Andrews se ha incorporado a su vida académica como Profesora – Investigadora del Centro”, explica el documento. 

Por SinEmbargo

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.