CulturaEntérateEspeciales

Viejos hábitos (o manías) de los yucatecos

Algunos todavía se practican pero otros permanecen guardados en el baúl de los recuerdos.

“No lavarse los dientes después de almorzar…” Ya casi no se practica este vicio: nuestros abuelos y aún nuestros padres eludían el cepillado dental después del almuerzo para proseguir relamiéndose lo que habían comido; para continuar sintiendo el sabor del potaje, puchero o frijol con puerco deglutido.

Ignoro si en algunos hogares particulares algunos páter-familias lo conservan. Por cierto que esto del almuerzo nos recuerda aquel ingenioso dístico zarzuelero:

Tocamos a Beethoven, tocamos a Mozart, y cuando dan las doce, tocamos a Mozart

Partir la tortilla en 4 partes y comer en bocados

Otro hábito que posiblemente todavía se practique en los pueblos de Yucatán: a la hora de almorzar se parte la tortilla en 4 pedazos y con ellos, haciendo de cuchara, preparamos lo que aquí llamamos bocados, y así vamos metiéndole al guiso. Creo que en los pueblos del interior del Estado la gente come a bocados, pero en Mérida han dado en imitar a los del altiplano que prefieren hacer un “taco” con la tortilla y usar del tenedor para engullir el guisado.

Llevamos la billetera en el bolsillo izquierdo

Desde pequeños recordamos que nuestros mayores (y nosotros mismos hasta la actualidad) llevaban y llevan la billetera en el bolsillo izquierdo del pantalón. Pero los tiempos cambian y lo mismo hemos observado a personas que la cargan en cualquier parte del atuendo.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.