EntérateMundo

Noche polar: Así es vivir en Barrow, Alaska, 67 días sin luz solar: VIDEO

Debido a la inclinación de la Tierra, el Sol no se eleva lo suficiente para dar luz en el Círculo Ártico, lo que genera este espectacular fenómeno

La noche polar inició este jueves 18 de noviembre en Barrow, Alaska, donde no verán la luz del Sol durante 67 días, es decir, hasta el 23 de enero de 2022, debido a que el astro no se eleva al norte del Círculo Ártico por la inclinación de la Tierra

Cada año, los habitantes de Barrow, una comunidad de 4 mil 900 habitantes, se reúnen el 18 o 19 de noviembre para ver la última puesta de Sol en el extremo norte de Alaska. 

La noche polar es un fenómeno provocado por la inclinación del eje de la Tierra que provoca la ausencia de la luz solar durante las 24 horas del día en el Círculo Polar Ártico y Antártico. Durante esos 67 días, el Sol no alcanza una altura suficiente para pasar por encima del horizonte en las regiones más cercanas a los polos norte y sur. 

Asimismo, en la noche polar el frío se intensifica y la temperatura promedio alcanza los menos 20 grados Celsius en enero. Sin embargo, los habitantes de Barrow están acostumbrados a este fenómeno por lo cual no cambian su rutina diaria, aunque pasan más tiempo dentro de casa, de acuerdo con National Geographic.

Otras ciudades con noche polar

Barrow no es el único poblado donde la noche polar se extiende por más de un mes. La ciudad más grande del Polo Norte es Murmansk, una localidad de Rusia con casi 300 mil habitantes, donde el fenómeno se extiende desde el 2 de diciembre hasta el 11 de enero, con alrededor de 40 días sin luz solar. 

Sin embargo, el puerto de Murmansk se mantiene activo durante la noche polar gracias a la corriente marina cálida del Atlántico Norte, lo que impide la congelación de sus aguas, a diferencia de otros lugares que se encuentran en la misma latitud. 

Tromso es una ciudad noruega conocida como la “capital cultural” del Ártico que tiene una noche polar del 27 de noviembre al 15 de enero del año siguiente. Sin embargo, esto significa una ventaja pues con la llegada de este fenómeno se inicia la temporada alta de turismo, en la que miles de viajeros llegan a la localidad para practicar deportes invernales o ver las auroras boreales. 

Por El Heraldo

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.