CulturaEspecialesSin categoría

Una antigua frase que va cayendo en desuso en Yucatán

No sé, pero me parece que en el Yucatán de los siglos coloniales y aun en buena parte del XIX y del XX, la gente (la gente educada obviamente y alguna no tanto) nuestros abuelos, tíos-abuelos y demás parentela de entonces se trataban con suma educación y hasta con elegancia, bien fuera en la calle, los sitios públicos y aún en el mismo hogar.

Para ejemplificar lo arriba señalado, he escogido una vieja frase, a saber:

El mismo que viste y calza

Esta expresión se emplea para identificarse, un tanto presumidamente, ante otras personas a las que se estaba conociendo, y aun si se conocían.

Veamos este dialoguillo:

En la antigua y aristocrática Lonja meridana de los siglos pretéritos llega un fulano a tomarse un par de tragos, y a las puertas de la dicha Lonja. Le acompaña un rico industrial desconocido para los otros comensales que enseguida se ponen de pie con el mayo respeto:

-Caballeros -dice el recién llegado -. Buenas tardes: me acompaña el conde de Miraflores…

Todos se sorprenden:

-¿Ud. es el famoso conde de Miraflores? -pregunta uno de ellos.

Y entonces surge la vieja frase:

-El mismo que viste y calza.

O lo que es decir una persona famosa. alguien que presume su ascendencia aristócrata ante los comensales, gente de “apotalada” como ya se dijo, pero sin ningún título de “sangre azul”.

Como comprobamos, tal frase ya poco o nada se escucha en nuestros días y su se dijera, provocaría seguramente la risa. Y es que, ya lo hemos afirmado en alguna otra ocasión, los tiempos cambian.

Leave a Reply

Check Also
Close
Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.