CulturaEntérateEspeciales

Combate de tres pescadores contra una enorme cherna de dos metros en aguas yucatecas

Este suceso nos trae a la memoria la zaga “El viejo y el mar” de Hemingway y algo de “Tiburón” pero claro, sin llegar a esta fantasía)

Pero es verdad que el mes de agosto de 1996 tres pescadores lograron atrapar a una inmensa cherna de 2 metros de longitud, noticia algo inusitada para nuestros oídos. Esto ocurrió en aguas del puerto de Chuburná (hoy lugar de residencia de decenas de norteamericanos y gente de otros países) nuestros pescadores llamábanse Eduardo Canto Osorio, Juan Carlos Bauza Preciat y el capitán de la lancha, Jorge Canto Ureña.

La odisea

Los hombres andaban, ya lo hemos dicho, por Chuburná y eran muy aficionados al deporte de la pesca y según se averiguó, la pesca les produjo la ya citada enrome cherna que pesaba unos 180 kilos (como para celebrar un banquete de un centenar de personas) Hallaron a su presa a 10 brazas de profundidad y para atraparla se auxiliaron de un arpón de varilla libra (o de ligas) sin ninguna punta explosiva.

Peguntados sobre el particular, contestaron que resultó tan grande y pesada la presa que a sus captores demoraron más de media hora en, finalmente, extraerla del mar.

Un camote gigante

Y hablando de los animales y vegetales gigantescos no está demás mencionar para nuestros lectores que en 1997 (mes de marzo) la Sra. María Jesús Cruz Canul cosechó nada menos que en el patio de su casa en el Cuyo, un enorme camote que pesaba, según los conocedores, unos doce kilos, lo que es una barbaridad. El pueblo tenía para comer camote por muchos días.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.