CulturaEntérateEspeciales

Mis recuerdos escolares de Cristóbal Colón y el 12 de octubre de 1492

Yucatán Insólito

En la(s) escuela(s) de hace ocho décadas todo era fiesta, y recuerdo que los maestros, muy entusiasmados, se ponían a adornar los salones, organizar festejos al navegante genovés Cristóbal Colón y su descubrimiento de América el 12 de octubre de 1492.

A los alumnos nos hacían aprendernos poesías y resúmenes acerca del celebrado almirante y se cantaban sus hazañas en su monumento (o monumentos en toda la América). Yo recuerdo muy bien esas fiestas, el poema compuesto por el Divino Rubén y otros muchos de autores enamorados de aquella gran fecha y todo era risas y vivas considerándose casi sagradas, créase o no.

Siempre había un bravo que se sabía la oda a Colón de memoria y a él se escogía para decirla urbi et orbi ante la ovación de alumnos y maestros. Y antes y después del poema se aludía a la Pinta, a la Niña y a la Santa María, las tres carabelas heroicas salidas del puerto de Palos rumbo al nuevo Mundo. Se hablaba de los problemas que tuvo que enfrentar Colón con buena parte de su tripulación ya hastiada de tanto navegar sin llegar a ninguna parte. Pero al fin se escuchó el grito victorioso del vigía Rodrigo de Triana que ya veía la clara línea de playa que le golpeaba los ojos y le revelaba el milagro, digno de una novela histórica de gran calado.

De esto, lo hemos dicho hace ochenta años, aunque ya desde mucho antes, nuestros antepasados de toda la América se hacían lenguas de la consabida fecha y de sus héroes, Cristóbal Colón al frente.

Pero hete aquí que en el siglo pasado surgen los activistas inconformes, los protestantes, quienes rechazan al almirante (conquistador de indios) y a sus hombres, a los Pinzones y demás marineros acompañantes y en unos países descubiertos demuelen los monumentos a Colón y hoy, ahora, ya no desean celebrar ningún 12 de octubre ni a su héroe, y en México se habla de cambiar la estatua del descubridor y colocar ahí la efigie de una mujer mexicana. Y nosotros sólo comentamos: ¡Cómo cambian los tiempos!

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.