CulturaEntérateEspeciales

Cartelera del Circo Teatro Yucateco en 1904 (IV)

Compañía de zarzuela de Arcadio Mendoza

Debutó el 4 de febrero de 1904 / Finalizó el 12 de febrero de 1904

Elenco:

Clementina Morín
  • Tiples: Clementina Morín, Julia Abad, María del Real y Josefina y Asunción Pérez.
  • Característica: Isabel Fernández.
  • Director de escena: Ricardo Güell.
  • Maestro concertador: Bernardino Terés.
  • Tenor serio: Recaredo Cortés.
  • Tenores cómicos: Miguel Marinas y Leandro Ruiz.
  • Barítono: Miguel Cossío.
  • Bajo cómico: Abelardo Wimer.
  • Actor genérico: Julio Ruiz.
  • 20 coristas de ambos sexos; 24 profesores de orquesta.

Los precios para las funciones: luneta con entrada $ 1.50; palcos con entrada $ 9.00; galería $ 0.50. Se abrió un abono de doce funciones por $ 15.00. (1)

La Compañía de Zarzuela formada por el empresario Arcadio Mendoza y dirigida por Ricardo Güell debutó el jueves 4 de febrero ante numerosos público con La Señora Capitana, La sala de armas y El puñao de rosas. En la primera obra se presentó la tiple Clementina Morín, quien desempeñó bien el papel protagónico, pese a que estaba enferma.

            […] La Srita. Morín, no pudo presentarse con todo el brillo de sus facultades, por hallarse presa de un fuerte ataque nefrítico que sufrió en la noche del miércoles y para evitar tuviese que ser suspendida la función accedió a trabajar, saliendo a escena después de habérsele puesto por el Dr. Rejón tres inyecciones de morfina, y experimentado durante toda la representación fortísimos dolores. La empresa debe estarla agradecida por el esfuerzo que en pro de ella hizo aún sacrificando el éxito de su debut por presentarse en las condiciones dichas […] (2)

            En la segunda, Ricardo Güel fue la figura estelar y cosechó muchos aplausos, sobre todo en la interpretación del “tipo gotoso D. Sandalio”:

            […] Es “La sala de armas” una obra llena de gracia y con chistes fluidos y naturales. Güell alcanzó nutridos aplausos por su trabajo en el que nos demostró ser siempre aquel actor que en pasada época tanto nos deleitara con su vis cómica.

            Siguió como final del programa, la representación de El puñao de rosas, en que obtuvieron justos aplausos todos los artistas, pero muy especialmente el Sr. Güell, quien bordó el interesante y difícil papel de Tarugo que dijo e hizo de un modo irreprochable, y le valió ser llamado varias veces a escena.

            En resumen: la compañía, buena; los coros[,] numerosos y nutridos de buenas voces; la mise en scene[,] sin dejar qué desear y la orquesta dirigida por el maestro Goicoechea, muy ajustada […] (3)

            La segunda función, prevista para el sábado 6 de febrero, con La sala de armas, Las carceleras y El terrible Pérez, se suspendió en señal de luto por el inesperado fallecimiento 

del tenor cómico Leandro Ruiz, hijo del actor Julio Ruiz. Aunque no se precisó las causas del deceso, es casi seguro que el cantante fuera una víctima más de la fiebre amarilla. (4)

            Pero como el espectáculo debía seguir, el domingo 7 de febrero hubo dos funciones: la vespertina, a las cuatro, y la nocturna, a las ocho, en la que se presentó un “programa monstruo” con cuatro zarzuelas: El terrible Pérez, con Ricardo Güell y la Sra. Abad; Las grandes cortesanas y Bouquet Nacional, con toda la compañía, en la que cantaron el aplaudido vals de los nardos las tiples Abad y Morín, así como Josefina y Asunción Pérez, y finalmente La Señora Capitana, con la Srita. Morín. Para la función nocturna la luneta costó $ 1.50 en vez de $ 1.00. (5)

            El martes 9 de febrero se representaron Carceleras, Lohengrin y se repuso Las grandes cortesanas. Se adelantó que los integrantes de la compañía preparaban una función a beneficio de Julio Ruiz, por la lamentable pérdida de su hijo, a la que se unirían la bailarina Amelia Bassignana y la primera tiple española Matilde Zapater. (6)

Julio Ruiz

            Al parecer el programa del martes sufrió otra modificación de última hora, pues al comentar la función de ese día, Valmont indicó lo siguiente:

            […] Muchos aplausos valió en la noche del martes último a la Srita. Morín y al Sr. Güell la representación de Carceleras y Bouquet Nacional, en las que hicieron sus respectivos papeles con muy buen acierto.

            Ya completamente libre de la afección que sufriera la simpática tiple Srita. Morín, hase presentado demostrando todas sus facultades para el género teatral a que se dedica y obtuvo aplausos en las Carceleras y el clavel y el nardo de Bouquet Nacional que cantó con donaire y gracia.

            Güel muy bien y muy aplaudido en el tío Chupitos de Carceleras y la uva del Bouquet Nacional […] (7)

            Para el jueves 11 de febrero se anunciaron Las grandes cortesanas, el estreno de la graciosa zarzuela Misisipi, de León y Castillo y el maestro Llanos, y la primera presentación de San Juan de Luz, con la Srita. Morín y la Sra. Abad. (8)

            El viernes 12 de febrero tuvo lugar la función de beneficio de Julio Ruiz, según este programa: primero, La sala de armas, con Güell; Romanza de Las hijas de eva, cantada por la Sra. Zapater; baile por la aplaudida Sra. Bassignana; Los Carboneros, con Julio Ruiz y la Sra. Zapater; poesía Un recuerdo a Mérida, escrita por el Sr. Julio Ruiz, y Las Carceleras, con la Sra. Muñoz y los Sres. Cossío y Güell. De última hora se les unió el transformista Manuel de La Presa. (9)

            […] Satisfecho puede sentirse Julio Ruiz de la demostración de afecto que le ha tributado el viernes el público meridano, que no fue sordo a su llamamiento pues acudió a llenar la mayor parte de las localidades del Circo Teatro, dicha noche en que celebró su beneficio y despedida.

            En el programa que se combinó y ejecutó, obtuvieron grandes y merecidos aplausos la notable Bassignana, la Sra. Zapater y la Srita. Morín, que a pesar de no figurar en el programa, desempeñó la protagonista de Carceleras. La Presa escuchó grandes palmadas en sus números musicales y Julio Ruiz en los Carboneros y al leer una sentida poesía.

            Muy satisfecho debe sentirse el genial actor a quien ha de servir de lenitivo, el saber que el público meridano toma grandísima parte en el inmenso dolor que experimenta por la irreparable pérdida que acaba de sufrir […] (10)

            Se suponía que Julio Ruiz era el único que se despediría del público de esta capital en la función del viernes, pero sorpresivamente la compañía de zarzuela se disolvió esa misma noche. Así, el transformista La Presa, que planeaba dar funciones en combinación con las zarzuelas, tuvo que trabajar solo. (11) Pero antes de hablar de él, nos referiremos a la función de box y lucha que tuvo lugar en el Circo Teatro Yucateco. (Continuará)

Referencias

  1. Algo de todo / La Zarzuela. (30 de enero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3.
  2. Algo de todo / La Zarzuela. (6 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3.
  3. Íbid.
  4. Ibídem. Véase también: Algo de todo / Para las familias. (6 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3; Algo de todo / Muerte de un artista. (7 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 2.
  5. Algo de todo / Dos funciones. (7 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 6.
  6. Algo de todo / La Zarzuela. (9 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3. Véase también: Algo de todo / Julio Ruiz. (9 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3; Algo de todo / Cambio de función. (10 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3; Algo de todo / Beneficio de Julio Ruiz. (10 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3.
  7. Algo de todo / La Zarzuela. (11 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3.
  8. Íbid.
  9. Algo de todo / Beneficio de Julio Ruiz. (12 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 3.
  10. Algo de todo / Julio Ruiz. (14 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 2.
  11. Algo de todo / La Presa. (14 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 2; Algo de todo / La Zarzuela. (14 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 2.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.