EntérateQuintana Roo

Arranca nuevo gobierno de Cancún con irregularidades en Siresol

11 de octubre/ Cancún, Q. Roo.- La primera de estas irregularidades fue marcada por el Observatorio Ciudadano Legislativo y tiene que ver con la no instalación en tiempo del Consejo Directivo de Siresol, lo que trajo consigo subsecuentes anomalías que se desprenden de esa inicial violación al Reglamento Interior de la paramunicipal.

De acuerdo con dicho Reglamento, durante la primera sesión ordinaria de Cabildo de la nueva administración debió nombrarse a los cinco integrantes del ayuntamiento que fungirán como vocales dentro del Consejo Directivo del Siresol.

Ese cuerpo colegiado es el órgano máximo del organismo y está presidido, en este caso, por la alcaldesa, “Mara” Lezama y conformado además por el síndico, ahora Pablo Bustamante, como vocal en el Consejo, y por el director o encargado de despacho de Siresol, Heraclio Morales Ponce, como secretario técnico.

También se nutre de hasta siete representantes sociales, técnicos, culturales y económicos afines al objeto de Siresol, quienes también debieron ser designados por el ayuntamiento a propuesta de la edil, en esa primera sesión ordinaria de Cabildo.

A 11 días de iniciada la administración, nada de esto ha sucedido, por tanto, el Consejo Directivo no se ha instalado.

A decir del presidente del Observatorio Legislativo, el tema debió preverse para evitar violentar el Reglamento Interior del organismo.

“La importancia de dar cumplimiento exacto a la norma, es dar certeza a la ciudadanía de que las decisiones que tome el Consejo Directivo de Siresol, sean legales y, para ello, las autoridades que lo conforman deben ser nombradas conforme lo dispone el citado reglamento.

“De otra forma, los actos administrativos que emitan podrían ser declarados nulos por falta de personalidad e impugnados en los Tribunales. Observamos que no se cumplió con lo dispuesto por su normatividad y pueden estar dentro de estos supuestos en alguna acción legal que, seguramente veremos”, expresó Galaviz Ibarra.

Entrevistado por separado, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCEC), Iván Ferrat, informó que, antes de que concluyera la administración, también encabezada por la actual alcaldesa, “Mara” Lezama -quien fue reelecta- se le entregó a ella, al entonces síndico, Heyden Cebada y a la secretaria general del Ayuntamiento, una carta oficial con los nombres de siete ciudadanas y ciudadanos para ocupar las posiciones correspondientes en el Consejo Directivo.

“No hemos tenido respuesta sobre la petición”, dijo, al manifestar que los lugares están previstos dentro del reglamento y que la intención no es obstaculizar la operación de la paramunicipal, sino ciudadanizar las decisiones y realizar un trabajo conjunto.

En la ambigüedad situación del titular de Siresol

Otra irregularidad tiene que ver con que tampoco se ha designado al director del organismo, ya que Morales Ponce funge como encargado de despacho desde hace casi dos años y se desconoce si con el cambio de gobierno se le extendió o no el nombramiento.

Ferrat Mancera indicó que, si bien no han recibido ninguna notificación oficial sobre el probable relevo del funcionario, éste mismo le comunicó que fue notificado que estaría en el cargo hasta el 01 de octubre.

Conforme al artículo 37 del Reglamento Interior del Siresol, el director podrá ser removido por el ayuntamiento si existe causa justificada.

Personal del Siresol, que omitió su identidad por temor a despido, confirmó a EstamosAquí.mx que, a partir del 01 de octubre se presentó a las oficinas del organismo, Jaime Torres Viveros, asumiéndose -por órdenes “de arriba”- como el nuevo encargado de despacho, sin mostrar un nombramiento y sin que se realizara el proceso de entrega-recepción.

El personal señaló que Heraclio Morales dejó sus oficinas, sacó sus pertenencias y funcionarios de la anterior administración llegaron a hacer cambios internos, nombrando a nuevas personas en puestos clave.

Sin embargo, Torres Viveros no logró comprobar oficialmente su nombramiento por escrito, lo que motivó el retorno emergente de Morales Ponce al puesto y a las oficinas.

Torres Viveros fungió como director de la paramunicipal hasta agosto de 2019, cuando oficialmente renunció al cargo. Extraoficialmente se dijo que lo relevaron por irregularidades en el manejo de los recursos, pero el tema quedó en el aire.

En su lugar se nombró a Manuel Ricardez Flores, ligado al empresario Carlos Canabal, quien tiene la concesión oficial de la recolección y transporte de la basura, a través de Intelligencia México.

A los cuatro meses fue removido el 01 de diciembre de 2019 y, en su lugar, se designó a Heraclio Morales como encargado de despacho por 90 días, designación que se extendió por casi dos años.

Con el cambio de gobierno y luego de la entrada fallida de Torres Viveros, se ignora cuál es su situación.

Red Ambiental trabaja sin contrato

Con el cambio de gobierno, para nombrar al nuevo director, la alcaldesa debió haber presentado una terna al Consejo Directivo (artículo 37), que antes de sesionar debe tener en sus manos -con al menos 24 horas de anticipación- los perfiles. La sesión ordinaria del Consejo debe se convocada, además, con 48 horas de antelación.

Una vez sometida a votación y elegida a la persona como encargada de despacho, se turna la decisión a la Secretaría General del Ayuntamiento para que la someta a votación del Cabildo para ser o no ratificada, lo cual tampoco ha sucedido.

La situación ha acarreado otra irregularidad, aún más grave. Entre las facultades del director del organismo -según el Reglamento interior de Siresol- está la conformación del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios y la firma de contratos y convenios que autorice el Consejo directivo o el ayuntamiento.

En este caso, está pendiente la probable renovación del contrato provisional con Red Ambiental para la recolección y transportación de los residuos solidos, con previa autorización del Consejo Directivo.

Esa empresa brinda el servicio desde el 16 de diciembre de 2020, luego de que el ayuntamiento, en sesión de Cabildo, ordenó la intervención de la concesionaria Intelligencia México, debido a sus incumplimientos, y la contratación de otra empresa para cumplir con la recolección de la basura.

Esa compañía fue Red Ambiental y su contrato inició el 01 de enero del 2021 -sin el aval del Consejo Directivo- y concluyó el 30 de septiembre, sin haberse aún renovado, esto último informado por la secretaria general del ayuntamiento, Flor Ruíz, en declaraciones hechas a la prensa local, la semana pasada.

La funcionaria dijo que, no obstante, el servicio se mantiene, lo que constituye una anomalía mayor, pues una empresa privada que brinda servicios a un gobierno con recursos públicos, no puede operar sin un contrato.

Originalmente Red Ambiental entró a dar el servicio sin contrato, derivado de que el ayuntamiento se declaró en emergencia. La empresa inició el 16 de diciembre y el contrató se firmó hasta el 01 de enero, por un monto de 260 millones de pesos.

Nueve meses después no hay ninguna crisis de por medio, subrayó Galaviz Ibarra, al reiterar que debió preverse con anticipación si se le renovaría o no el contrato y si tocaba a este gobierno, seguir los pasos marcados por el Reglamento de Siresol, pero se prefirió volver a violentar lo que mandata la norma.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.