CulturaEntérateEspeciales

Cartelera del Circo Teatro Yucateco en 1904 (III)

Antonio Galé

En su misiva, Galé reiteró su compromiso de formar en Madrid una nueva compañía dramática con artistas españoles reconocidos y de retornar a Yucatán en octubre de 1904, a fin de presentar los últimos estrenos del teatro moderno y darle prioridad y difusión más allá de nuestras fronteras a las producciones de autores yucatecos. Para lo segundo propuso convocar a un certamen dramático, conforme a las siguientes bases..

            He aquí ambos documentos:

            […] Sr. Director de El Eco del Comercio.- Presente.

            Muy distinguido Señor:

            Momentos antes de embarcar para La Habana, doy cumplimiento a un deber, testimoniando a la prensa yucateca y al público que tanto me ha favorecido en la temporada dramática que últimamente he hecho aquí, mi agradecimiento constante, que llevaré doquiera vaya, sin olvidar jamás.

            No digo adiós a Yucatán y sí hasta la vuelta, porque en el próximo mes de octubre regresaré con compañía formada especialmente en Madrid, para donde partiré dentro de poco, y entonces me presentaré de nuevo ante el culto público, acompañado por artistas conocidos y reputados, dando a conocer los últimos estrenos del moderno teatro y dedicando particular predilección a la representación de toda obra de autor yucateco que me sea presentada, si es admisible, pues en mi propósito está abrir las fronteras a los autores dramáticos de Yucatán y representar en Cuba y en España las obras que por ellos se escriban y aquí se estrenen.

            A este fin, y como complemento de mi proyecto, abriré un certamen, cuyas bases adjunto y cuya publicación le encarezco para que llegue a conocimiento de todos.

            Reciba de nuevo el testimonio de mi afecto, mientras reitero a Ud. las protestas de mi estimación más sincera.

            Antonio Galé.

            Su casa, Mérida, Febrero 4 de 1904 […] (1)

            […] Deseosa la Empresa Galé-García soler de estimular a los autores dramáticos de Yucatán, para que se dediquen al cultivo del arte dramático que tantos lauros y días de gloria puede proporcionar a este hermoso país, abre un Concurso de obras dramáticas bajo las siguientes

BASES:

Primero.- Queda abierto un concurso de obras dramáticas escritas por autores residentes en Yucatán y las que, una vez admitidas, serán representadas por la Compañía dramática española que debutará en el Circo Teatro el próximo mes de octubre, siendo empresa los Sres. Antonio Galé y Domingo García Soler.

Segundo.- Las obras que se presenten al Concurso deberán ser enviadas a la Dirección escénica de la Compañía bajo sobre y en otro sobre igual sellado y lacrado, distinguido con el tema de la obra, se enviará el nombre del autor. Este sobre será abierto ante el público el día de la adjudicación de los premios.

Tercero.- Toda obra aceptada será representada por la compañía referida.

Cuarto.- De entre todas las obras dramáticas presentadas al Concurso y representadas, serán premiadas tres por un Jurado competente y que se nombrará en su día y entre las que serán adjudicados otros tantos premios, según su mayor mérito literario y el éxito que haya obtenido su representación.

Quinto.- Los premios serán tres y consistirán: 1º Una medalla de oro en que constarán el nombre de la obra premiada, el del autor y la fecha de estreno; 2º Una pluma de plata con una inscripción igual; 31 Un accésit consistente en un Diploma en que consten iguales antecedentes.

Sexto.- Los autores de las tres obras premiadas recibirán sus galardones de manos del Jurado en fiesta solemne y especial que se celebrará al efecto y a la que se dará gran brillantez. La fecha para presentación de las obras al Concurso y los nombres de las personas que compondrán el Jurado, serán dados a conocer oportunamente […] (2)

            La redacción de El Eco del Comercio consideró que era de agradecerse este plan e instó a los escritores yucatecos a poner manos a la obra, a fin de que no resultara estéril. “Creemos que Galé y García Soler no serán desatendidos y que la próxima temporada dramática será para la literatura yucateca un nuevo medio para demostrarse en toda su valía”. (3)

            A finales de febrero, firmado por Zelim Almanzor, el mismo periódico difundió un artículo en el que se subrayaba la necesidad de contratar buenos espectáculos que correspondieran a la ilustración artística de los meridanos; que ofrecieran novedades constantes para atraer al público pero, sobre todo, que se cuidara de la moral y el buen desempeño de las obras.

            […] Tiempo es ya que las distintas empresas de esta capital que contratan compañías para que actúen en los locales disponibles representando los diversos espectáculos que vemos, ora dramas, comedias o bien zarzuelas del género chico o serio, se fijen en la necesidad imprescindible a que han llegado, de traer buenos cuadros que correspondan a la ilustración artística de los meridanos.

Antaño cuando eran difíciles las vías de comunicación con la capital de la República, Europa y el resto de las Américas, visitaban Mérida cómicos de la legua: el desecho que arrojaba México y Cuba, y que el público se veía precisado a aceptar por su poca ilustración artística, que le impedía distinguir el gato de la liebre; y además porque, aun cuando había gran parte de personas que sabía examinar concienzudamente el trabajo de los artistas, y lo juzgaba deficiente, la falta de espectáculos les hacía callar y divertirse con o en ellos (a su manera).

            Hoy es distinto: Las comunicaciones fáciles, los viajes que las personas de todas las clases sociales emprenden con frecuencia, las buenas compañías que han visitado Mérida, dejando gratas y bien sentadas impresiones como Roncoroni y Luisa Martínez Casado, han llegado a inculcar en el ánimo del público un gran adelanto de ilustración artística que no admite paradojas.

            De ahí que cuando una empresa torpe se atreve a presentar cuadros que no pueden llenar por completo las exigencias de la actual cultura de la capital de Mérida, fracase sin remedio.

            Empresas de ese género, que no tienen organización alguna y que creen satisfacer al público presentándole dos o tres artistas de verdad y el resto de su cuadro compuesto de cualquier manera, es imposible que prosperen y sus sacrificios serán estériles.

            Es preciso interesar al público presentándole novedades, como periódicamente se acostumbra en otras ciudades, para lograr tener siempre en expectativa su interés y atraerlo con inteligencia ya que él es el que desborda a veces las taquillas de los empresarios.

            La desmoralización es mala consejera de las empresas porque pierden la facultad de idear los medios de salvación y dejan su actividad e iniciativa absorberse en el más profundo sopor. La prensa es la voz social que señala las deficiencias de una compañía cuando las tiene, así como también hace justos elogios si los merece.

            Conociendo el carácter meridano, deben procurar las empresas convencer a las clases sociales de la moralidad y buen desempeño de las obras, dando pruebas de ello y presentando novedades, repetimos, en los artistas y en las obras, porque el cansancio del público, es la ruina y el desprestigio de las empresas […] (4)

            La gerencia del Circo Teatro Yucateco atendió en parte la demanda de Zelim, al menos en cuanto a variedad, pues de febrero a abril, antes de la temporada taurina que se extendería hasta octubre, presentó funciones de zarzuela de género chico, con números de baile incluidos; una novedosa función de box y lucha; al excéntrico transformista Manuel de La Presa y a Las Señoritas Toreras, espectáculos de los que nos ocuparemos más adelante. (Continuará)

Referencias

  1. Despedida de Galé. (5 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 2.
  2. Certamen Dramático Yucateco. (5 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, pp. 2-3.
  3. Íbid.
  4. La ilustración artística de los meridanos y las empresas teatrales. (28 de febrero de 1904). El Eco del Comercio, p. 2.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.