CulturaEspeciales

El equipo

   Estando en la secundaria formábamos con un grupo de compañeros una especie de cofradía muy solidaria y fraterna. Acudimos todos a los mismos lugares, como bailes, neverías, espectáculos artísticos o deportivos. Amantes irredentos del Rock and Roll, los fines de semana nos reuníamos en casa de alguno a escuchar nuestra pasión y siempre alguna de las mamas nos invitaba a los refrescos. Ha sido creo yo, una de las épocas mas felices para todos. Nos gustaba el beisbol, el cine las revistas de viejas, que en realidad no ensenaban nada, hoy en la calle muestran mucho mas que aquellos viejos Cinelandia, ya no digamos en la playa. No éramos tampoco unos inocentes santitos. Conocimos muy jóvenes el alcohol que bebíamos furtivamente por las noches en una brecha que conducía al paraje llamado Montecristo que entonces era eso, puro monte, con hielo y aguas en la cajuela del automóvil de papas. La Zona de tolerancia, bancarios, en donde practicábamos el deporte de nuestras preferencias, el basquetbol. Jugamos todas las tardes al salir de la escuela Modelo en Bancarios, entonces a media cuadra en donde esta hoy el hotel Fiesta Americana.Éramos  un nutrido grupo y jugábamos quintetas hasta el cansancio antes del clásico piscinazo previo regaderazo ante la mirada de  lALO EL guardaropista Y de Chavo Escalante empezó a sacar a los colados es decir los que no eran socios. Jugábamos, advierto que muchos se me escaparan de la memoria, el Güero Vallado , Manuel Gamboa , Prisciliano, el limpiabotas del lugar e hijo del peluquero del mismo quien tenia una finta fabulosa, el Chino Nunez, la pixa Germon, NANO Y Pepino Campos,los hermanos Jalil ,Jorge, Armando, Herbert, y Chanoc Xacur, el Cheche Escalante,Sandy Isaac,etc.  Eran cascaritas en las que como el lector vera había de todas las edades y clases.Nuestro sueño era entrar al campeonato de la Universidad, el mas prestigiado de entonces, mas necesitábamos un patrocinador para uniformes inscripciones etc. Hablamos con don William Abraham, gran promotor de todos los deportes quien acepto, y no solo eso sino que lo nombramos capitán del equipo.

   El dia esperado llego y nos toco jugar el juego inaugural contra los anfitriones de la Universidad con el graderío lleno. En bancarios éramos buenísimos, pero aquí, en el terreno del mundo real nos dimos cuenta de que no era así. Sin embargo, pese a ser malísimos en este mundo, no en nuestro refugio virtual, el juego iba mas o menos parejo gracias a los asombrosos y certeros tiros de Jalil quien había metido el ochenta por ciento de las canastas. De resto, cometíamos violas, errores que causaban la burla de los aficionados. Sin embargo JALIL ENCESTABA Y ENCESTABA y uno que otro de los demás ayudaba con su canastita, digo, granito de arena. PERO, OH desilusión, JALIL Xacur cometió su quinto faul por lo que fue expulsado. Aquí comenzó una verdadera paliza. Nos daban hasta bajo la lengua.Don William hizo mil cambios y cada cambio nos iba peor. Hasta que llego un momento en que pide tiempo y dice que saliese de la cancha Roger Peniche y…..mirando lo malo que era su banca a nadie….y que no entre nadie, prefiero que jueguen cuatro nada mas.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.