EntérateEspecialesOpiniones

El pago a los maestros

Marcha magisterio en Zacatecas para exigir pago de nómina

Leí una insólita noticia del gobierno de Zacatecas (2021-2027), en un periódico capitalino: “Imposible cubrir pago a maestros: Zacatecas”. El Ejecutivo zacatecano tomó posesión el pasado 12 de septiembre, y es de filiación partidaria del oficialista Morena. Desde esa fecha, dijo que “los fondos para la educación no se han cubierto y que no hay recurso para solventar el pago de salario”.

            El Secretario de Finanzas de esa entidad “aseguró que no es responsabilidad del actual gobierno, sino producto de una serie de decisiones equivocadas y manejos indebidos de la administraciones anteriores”.

            Se dirigió a los ciudadanos zacatecanos para “explicar” la situación financiera, que “hace imposible cubrir el pago de la nómina de maestras y maestros”. El gobierno de Morena en Zacatecas debe el pago de la primera quincena de septiembre, según denuncia del SNTE.

            El gobernador morenista dijo que “encabeza” gestiones ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Educación Pública para “solucionar la quiebra financiera que gobiernos anteriores dejaron a Zacatecas y así tener las condiciones de pagar a los maestros sus salarios”.

            El asunto es escandaloso para la educación y el magisterio nacionales. Vaya inicio de una gestión gubernamental: Desamparando a los maestros que, de acuerdo con la legislación en la materia, son “agentes fundamentales del proceso educativo”.

            Acuerdo nacional

            En mayo de 1992, el Ejecutivo federal y los gobernadores de las entidades federativas suscribieron el denominado “Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica”, planteando el compromiso gubernamental de extender la cobertura de los servicios educativos y elevar la calidad de la educación. Enfasis especial fue, según el documento, “otorgar recursos presupuestales crecientes para la educación pública”.

            Convenios con los estados

            Los gobernadores de las entidades federativas firmaron convenios con el Ejecutivo federal, acordando en lo que interesa:

            a). El Ejecutivo federal se comprometió a transferir recursos para que los estados cumpliesen con la dirección de los planteles que recibía y con los compromisos que adquiría.

            b). Los establecimiento escolares de la SEP se traspasaban a las entidades, con todos los elementos de carácter técnico y administrativo, derechos y obligaciones, y bienes muebles e inmuebles.

            c). Los estados sustituían al titular de la SEP en las relaciones jurídicas existentes con los trabajadores adscritos a los planteles y se reconocían y respetaban los derechos labórale, incluyendo los de organización colectiva de dichos trabajadores.

            Nómina educativa

            El Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone), conforme al presupuesto federal de egresos 2021, contó con recursos presupuestales por la cantidad de 408 mil 057 millones 264 mil 139 pesos.

            Para el año 2022, el gobierno federal proyecta asignar recursos al Fone por la suma de 424 mil 326 millones 249 mil 225 pesos.

            El Fone está previsto en la Ley de Coordinación Fiscal. Ésta dispone en lo que interesa, lo siguiente:

            – Con cargo a las aportaciones del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo que les correspondan, los Estados y el Distrito Federal serán apoyados con recursos económicos complementarios para ejercer las atribuciones, en materia de educación básica y normal, que de manera exclusiva se les asignan, en la Ley General de Educación.

            – La Federación apoyará a los Estados con los recursos necesarios para cubrir el pago de servicios personales correspondiente al personal que ocupa las plazas transferidas a los Estados, en el marco del Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 19 de mayo de 1992 y los convenios que de conformidad con el mismo fueron formalizados con los Estados.

            El pago a los maestros

            De esta manera, y con los recursos de Fone, los estados pagan a los denominados trabajadores de la educación federalizados a partir de 1992.

            Los estados no reciben directamente los recursos de Fone, sino que la federación, por conducto de la SEP, paga el sueldo a los maestros, a cuenta y cargo de la entidad.

            El Fone sustituyó al Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal y es la principal fuente de ingresos para el sostenimiento de la educación básica en los estados. Estaba a cargo de los gobiernos estatales y a partir del 1 de enero de 2015, quedó en el ámbito de la competencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público del gobierno federal. Es decir, la hacienda federal administra los recursos del Fone, ya no los Ejecutivos locales.

            De esta manera, no hay pretexto ni excusas, para no pagar en tiempo y forma, los salarios de los trabajadores de la educación.

            Así que no se entiende que el Ejecutivo de Zacatecas no pague a los maestros, y pretenda justificarlo por “decisiones equivocadas y manejos indebidos de la administraciones anteriores”.

            El miércoles 29, finalmente, se publicó que luego de una reunión del gobernador morenista con la SEP, “la nómina del sistema educativo estatal, correspondiente a la primera y segunda quincenas de septiembre, serán dispersadas a más tardar el fin de semana”.

            Antes, el Ejecutivo había declarado que necesitaba “alrededor de 2 mil millones de pesos para cumplir con el pago de a nómina educativa”.

            No proporcionó más información del acuerdo con la federación, si se pagaría con recursos del Fone, como correspondería, o si habría una partida especial para cubrir los salarios.

            Yucatán

            En la entidad no se sabe de problemas de pago de los salarios de los trabajadores de la educación. Se efectúa puntualmente cada quincena. No solo de los llamados maestros federalizados, sino también los de carácter estatal.

            En 2021, el gobierno conservador del PAN en Yucatán dispone de la cantidad de 11 mil 756 millones 361 mil 579 pesos, para la Secretaría de Educación, de acuerdo con el presupuesto de egresos del estado.

            La mayoría de estos recursos, supónese, se destinan al pago de los salarios y prestaciones de todos los trabajadores del sistema educativo estatal.

            Promesas de la 4T

            En octubre de 2019, el presidente de la República informó que se “avanza en su plan para encargarse del pago de nóminas a los maestros de escuelas públicas del país, estatales y federales”.

            Dijo que se haría un censo de cada plantel para “conocer” las necesidades presupuestales y después “iniciará el proceso en todas las escuelas estatales, como se hace con las federales, siempre que lo acepten los gobiernos de los estados”.

            Y ofreció también que “la Tesorería de la Federación les va a pagar a todos los maestros, nosotros nos haremos cargo, aún si falta un mayor recurso”.

            Hasta donde se tiene noticia pública es una promesa incumplida por el gobierno federal la 4T.

            Escuelas de Tiempo Completo

            En 2021, el gobierno federal de la 4T despareció el programa educativo Escuelas de Tiempo Completo, al asignarle cero pesos en el presupuesto de egresos.

            Al final, el decreto correspondiente dispuso en un artículo transitorio que “el programa denominado La Escuela es Nuestra incluye recursos para ejecutar los objetivos del programa Escuelas de Tiempo Completo, incluyendo los apoyos de las y los docentes que imparten actividades académicas de este programa, en términos de las disposiciones que al efecto se emitan por parte de la Secretaría de Educación Pública.

            Un amparo concedido por un Juez federal en materia administrativa, promovido por la organización “Aprender Primero”, acaparó los titulares en la prensa nacional el pasado jueves 23.

            Se ordenó al Ejecutivo federal, al Legislativo y a la Secretaría de Educación Pública “garantizar los recursos económicos necesarios para que las escuelas beneficiarias del programa La Escuela es Nuestra cumplan con los objetivos del extinto Programa Escuelas de Tiempo Completo”:

            De acuerdo con los reportes periodísticos, “los objetivos” que informa el Juez federal, comprenden: “Recursos para asistencia técnica, acondicionamiento de materiales educativos; acciones para atender la inclusión, el abandono, el rezago y el aprovechamiento escolar, y apoyo a la implementación y evaluación de la acciones de La Escuela es Nuestra, así como para el desarrollo de academias, colegios o consejos técnicos regionales o de zona de directores y supervisores, y demás acciones necesarias para el logro de esta metas”.

            En Yucatán, según la Segey, para el curso escolar 2020-2021 se previó la “participación de 86 mil 984 alumnos, de los cuales 16 mil 508 son susceptibles de recibir apoyos para el servicio de alimentación”.

            Finalizó dicho ciclo lectivo y la Segey no proporcionó información del ejercicio del programa Escuelas de Tiempo Completo. Inició el curso escolar 2021-2022 y tampoco la Segey ha dicho nada.

            Libros de texto gratuito

            La Segey debe hacer caso a la denuncia publicada en EstamosAqui.mx (Verónica Martínez, “Libros de texto, aún sin llegar a todas las escuelas”, 28 septiembre 2021). Dice: “A un mes de inicio del ciclo, el objetivo de que todos los alumnos tengan sus libros de texto gratuitos, aún no se ha cubierto”. LA Segey informó que “esta semana se generará información al respecto”.

            Cambios en la Segey

            En su sitio de Facebook, el Secretario Liborio Vidal Aguilar anunció nombramientos en dos áreas de la Segey:

            a). Linda Floricely Basto Ávila, en la Dirección General de Educación Básica, en lugar de Carlota Herminia Storey Montalvo.

            b). Sergio Victoria Palma, en la Dirección de Educación Media Superior, en vez de Basto Ávila.

            Raúl Burgos Fajardo dejó el cargo de Director del Centro de Evaluación del Estado de Yucatán. Asumió el encargo el maestro Eufracio Anastacio Osorio Aguilar. Burgos Fajardo no mereció mención en Facebook.             En su sitio de Facebook, Osorio Aguilar se presenta como “político”

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.