CulturaEntérateEspeciales

Otras vivencias escolares
(Década de los cincuenta)

Noticia internacional en el colegio.- Un día de octubre de 1958, la directora pasó de salón en salón para informar a las maestras el reporte que se había dado en la radio: Papa Pío XII había fallecido. En ese instante se suspendió la exposición de la asignatura, para ponernos de pie a rezar un Padrenuestro.

      No puedo precisar si durante el recreo o al día siguiente, las muchachas de secundaria, que TODO lo sabían, comenzaron a circular el rumor de que la muerte del Papa era la anunciación del fin del mundo. Se desató tal histeria colectiva entre las de primaria, que esa dramática revelación aún persiste como impacto señalado en mi memoria.

   Por un lado había credibilidad, porque la comunidad del colegio era nuestra segunda familia, pero en la primera, mi padre se quejó con mi madre, porque no obstante habernos inscrito en un colegio laico, perduraban los manifiestos religiosos, a los que se oponía.

   Años después, en reiteradas lecturas, encontré que el nombre de Pío XII, por cuyo deceso se acabaría el mundo, ha sido relacionado de manera controvertida por su tibieza frente a ciertos acontecimientos durante la Segunda Guerra Mundial, respecto de la población judía.

   “La posición del Estado de Israel se puede sintetizar en lo escrito en el monumento del Yad Vashem (Memorial de las víctimas del Holocausto):

-Cuando fue elegido Papa en 1939, archivó una carta contra el racismo y el antisemitismo que su predecesor había preparado. Aún tras la llegada al Vaticano de informes sobre el asesinato de judíos, el Papa no llevó a cabo ninguna protesta ni verbal ni por escrito. En diciembre de 1942, se abstuvo de firmar una declaración de los Aliados que condenaba la exterminación de judíos. Cuando los judíos fueron deportados de Roma a Auschwitz, el Papa tampoco intervino. Mantuvo su posición neutral durante la guerra, con la excepción de algunas apelaciones a los dignatarios de Hungría y Eslovaquia al final de la guerra. Su silencio y la falta de una guía obligaron a los hombres de la Iglesia en toda Europa a decidir por su propia cuenta cómo reaccionar”.

     (Sin embargo, hay declaraciones publicadas por Golda Meir, Dwight D. Eisenhower, Eugenio Zolli y Albert Einstein, a su favor como figura de la Iglesia.)

    Punto y aparte, “En marzo de 2019, el Papa Francisco anunció que se abriría el acceso a los documentos del Archivo Secreto Vaticano referidos al pontificado de Pío XII a los investigadores, los cuales estarán disponibles a partir del 2 de marzo de 2020: ​

    «El Vaticano abrirá los documentos del Archivo Secreto sobre el Pontificado de Pío XII». http://www.aciprensa.com. Consultado el 24 de agosto de 2021.

    ««La leyenda negra sobre Pío XII nace en Rusia», asegura el director del Archivo Secreto Vaticano». Religión en libertad. 3 de junio de 2019.​” (Wikipedia)

    Será interesante conocer, si llegara a darse, el fundamento que aclare los cuestionamientos efectuados al respecto, durante el siglo pasado y el presente. Tal vez los resultados logren cambiar el rumbo de mi trauma de cuarto año, ocasionado por las muchachas de secundaria, que TODO lo sabían.

-o-

   Otra nota internacional.- A pocos meses de distancia, en enero de 1959, la reacción de la directora y las maestras fue diferente en cuanto a la noticia del triunfo de la Revolución Cubana. ¡Invaden los barbudos!

   También se interrumpió la disertación, en Ciencias Naturales, y nos pusimos de pie a rezar un Padrenuestro, pero en esa ocasión, para que el comunismo no invadiese México. En casa, mi padre amenazó con cambiarnos de colegio por las desinformaciones que nos proporcionaban.

   Años después, también por reiteradas lecturas y documentales, respaldé el fervor de mi padre, como maestro rural que fue, por la campaña de alfabetización que abarcó a toda la isla de Cuba con un éxito sin precedentes, y que acabó con la disparidad social entre blancos y afrocubanos, entre ricos y pobres.

  Por aquella y otras expresiones de atención prioritaria a la Educación, la Medicina, la Salud y la Cultura, los nombres de Fidel Castro, Camilo Cienfuegos, Ernesto Che Guevara y Raúl Castro, han sido pronunciados con respeto por nuestra familia. Y recordamos con nostalgia la casa paterna de la colonia Carranza, donde se efectuaron repetidos banquetes y convivencias entre amigos, empresarios y peloteros cubanos, en la época de oro del béisbol en Yucatán.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.