DeporteEntérate

Rafael Márquez sale de la “lista negra” del Departamento del Tesoro de EU

El pasado 23 de enero del 2018, la extinta Procuraduría General de la República (PGR) cerró en definitiva la investigación en contra del futbolista Rafael Márquez Álvarez, quien fue acusado de presunto lavado de dinero y vínculos con la delincuencia organizada.

La juez federal informó, en su momento, que la PGR no había presentado ninguna prueba que permitiera señalar que el futbolista de 42 años de edad estuviera involucrado con una organización criminal, tal como lo señaló el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Por Carlos Álvarez

Tijuana, 22 de septiembre (Zeta).- La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés), del Departamento del Tesoro de Estados Unidos -de conformidad con la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin)-, borró de su lista “negra”, este miércoles 22 de septiembre, al defensa Rafael Márquez Álvarez, así como a todas sus empresas y fundaciones relacionadas con el ex capitán de la Selección Mexicana de futbol.

A partir de este día todas las propiedades e intereses en la propiedad de las personas o entidades desenlistadas que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses ya no serán bloqueadas e informadas a la OFAC.

Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todas las transacciones de personas estadounidenses o personas dentro, o en tránsito, de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas designadas o bloqueadas de otra manera.

El 23 de enero del 2018, la extinta Procuraduría General de la República (PGR) cerró en definitiva la investigación en contra del futbolista Rafael Márquez Álvarez, quien fue acusado de presunto lavado de dinero y vínculos con la delincuencia organizada.

Según la cadena Televisa, que informó del hecho, desde el 13 de enero del 2018, el defensa michoacano ganó un amparo, por lo que le fueron devueltos varios negocios y se ordenó “descongelar” una cuenta bancaria. El pasado jueves 28 de septiembre, la titular del Juzgado Octavo de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, Luz María Ortega Tlapa, otorgó una suspensión provisional al ex seleccionado nacional.

La juez federal informó, en su momento, que la PGR no había presentado ninguna prueba que permitiera señalar que el futbolista de 42 años de edad estuviera involucrado con una organización criminal, tal como lo señaló el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Antes, el 18 de septiembre del 2017, el club Atlas de Guadalajara emitió un comunicado en el que oficializó el regreso de su capitán, esto luego de que el 9 de agosto de ese mismo año, la OFAC lo incluyó en su lista de individuos que actúan como prestanombres o testaferros del narcotráfico.

La leyenda del futbol Rafael Márquez. Foto: Fernando Carranza, Cuartoscuro

El 9 de agosto del 2017, el futbolista acudió a declarar de forma voluntaria la Delegación de la PGR en Jalisco, y ese mismo día otorgó una conferencia de prensa, en la cual aseguró no tener relación alguna con “ninguna organización” criminal.

La OFAC aseguró “que desde hace muchos años, y hasta la fecha”, el ex capitán de la Selección Mexicana de fútbol ha colaborado con Raúl Flores Hernández, alias “El Tío”, para lavar dinero de organizaciones delictivas, entre estas, el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

“Niego categóricamente cualquier relación con dicha organización [los Flores] y con los hechos referidos en las diversas notas periodísticas. Comprende la situación jurídica en la que me encuentro, y de inmediato me abocaré al esclarecimiento de los hechos con el apoyo de mi equipo de abogados”, señaló en su momento Márquez Álvarez.

“[…] aclaro, que no y nunca he participado, en ninguna de estas organizaciones en las que se me ha mencionado, o se han ventilado en diversos medios de comunicación. También, quiero ser muy puntal y reiterar mi compromiso de apoyar a las diferentes autoridades, y gobiernos correspondientes, en la medida que me sea posible, de esta situación.”, abundó el futbolista.

“Ambos hombres [tanto Julión Álvarez Montelongo, cantante, como Márquez] tienen relaciones de larga data con Flores Hernández, y han actuado como testaferros de él y de su grupo criminal, además de que mantenían activos en su nombre”, señaló la OFAC en su momento, y abundó que son parte del grupo en el cual “El Tío” se “apoya fuertemente en sus actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero”.

Del defensa fueron enlistadas la escuela de fútbol que lleva su nombre, así como la asociación civil Fútbol y Corazón, además del Grupo Deportivo Alvaner, S.A. de C.V.; Grupo Deportivo Márquez Pardo, S. de R.L. de C.V.; el Grupo Nutricional Alhoma, S.A. de C.V.; el Grupo Terapéutico Hormaral, S.A. de C.V.; el Grupo Terapéutico Puerto Vallarta, S.A. de C.V.; y el Prosport & Health Imagen, S.A. de C.V.

Márquez Álvarez ha jugado también para el F.C. Barcelona, en España; para el Mónaco, de Francia; para el Hellas Verona, de Italia; y para el New York Red Bulls, de la Major League Soccer. También fue, durante muchos años, el capitán inamovible de la Selección Mexicana de Fútbol. En la actualidad es el entrenador del club español Cadete A del Alcalá.

Por su parte, “El Tío” es un presunto narcotraficante de 69 años de edad, originario de Jalisco, requerido por la Corte Federal de Distrito de Columbia, en Estados Unidos, para ser procesado por el delito de asociación delictuosa, por distribuir cinco kilogramos o más de cocaína.

“El Tío” fue señalado por la OFAC, como líder de un grupo delincuencial, “Los Flores”, en el que vinculó como testaferros al futbolista Rafael Márquez Álvarez y al cantante Julio César Álvarez Montelongo -mejor conocido como “Julión”- y a 19 personas más, así como a 42 empresas.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.