CulturaEntérateEspeciales

Cartelera del Circo Teatro Yucateco en 1903 (XI)

Antonio Galé

Compañía Dramática de la Empresa Galé-Roncoroni.

Debutó el 15 de octubre / Finalizó el 6 de diciembre.

Elenco

Actores: Luis Roncoroni, Antonio Galé, Domingo García Soler, Federico Marimón, Carlos Vargas, Sr. Belsa, Sr. Arimón.

Actrices: Carmen Valero, Carmen Martínez, Sra. Osorio, Sra. García, Srita. Rivas (dama joven), Pilar Bermúdez (dama joven).

El jueves 15 de octubre de 1903 reabrió sus puertas el Circo Teatro Yucateco con el debut de la Compañía Dramática de la Empresa Galé-Roncoroni, que para su función de estreno seleccionó El Amor Salvaje, drama de José Echegaray, en el que se presentó por primera vez en Mérida el actor español Antonio Galé, acompañado de la primera actriz Carmen Valero. (1)

            Antonio Galé formó parte de la Compañía cómica española de Julio Ruiz que debutó el 11 de junio de 1901 en el Teatro Renacimiento de la capital del país. Se presentó por primera vez el 15 de junio en el papel de Mario de la obra Los Galeotes. Luego actuó como Máximo en el drama Elektra de Pérez Galdós, en el que se le vio “un poco frío y brusco”. Su función de gracia fue el 2 de agosto con el estreno del drama Ziat del autor mexicano Gonzalo Larrañaga, en el que hizo el papel de el Señor Pitré, en el que sí triunfó pues fue llamado tres veces a escena, entre bravos y vivas. (2)

            En la segunda función (sábado 17 de octubre) se puso Tierra Baja, drama en tres actos del escritor catalán Ángel Guimerá y la piecesita en un acto Basta de suegros. (3) No tenemos registro de las obras que se representaron desde esta fecha hasta el jueves 22 de octubre, cuando Michel L´Eclar se ocupó de Malas Herencias, drama en tres actos y en prosa de José Echegaray, y comentó que las primeras representaciones de aquella compañía habían sido azotadas por las iras de Neptuno.

            […] La situación desarrollada por Echegaray y con mano maestra, puede decirse que es la antítesis de “Mariana”: en ésta las conveniencias sociales, la deuda de odio, triunfa sobre el amor; en “Malas Herencias” el amor pasa sobre todas las mezquindades, sobre todas las conveniencias, porque el amor no es cosa que pueda arrancarse y arrojarse como se arranca y se arroja un guiñapo que estorba o un objeto que molesta.

            Quizá se ha extremado la nota un poco llegando hasta hacer pasar al amor sobre sangre que debiera ser querida; pero dadas las fuerzas de la pasión que describe y la falta de cariño entre hermano y hermana, se concibe, sin que sea lo corriente, que ésta se entregue a los brazos de su amante aun sobre el charco de la sangre vertida por éste […] (4)

            Por lo que toca a la interpretación, opinó que, salvo Galé que lo hizo bien en su papel de D. Marcial, todos los demás actuaron medianamente: el galán joven no pudo darle a su papel la fuerza y energías necesarias; la señora Valero, un poco desigual, pues estuvo afortunada a ratos y fría en otros; en consecuencia, no cuajó su papel de mujer amante y apasionada, pero al mismo tiempo sencilla y enérgica.

            […] Como piecesita final se puso en escena “Un hombre de negocios” que hizo reír a carcajada tendida, en lo cual tuvo parte principalísima el galán cómico Sr. García Soler que es un artista de gracia natural y espontánea, conocedor del teatro y de sus recursos y que tiene la buena condición de no convertir los papeles cómicos en bufonadas propias del circo y no del teatro […] (5)

            El sábado 24 de octubre, L´Eclar reseñó El nudo gordiano, drama en tres actos y en verso del español Eugenio Sellés (1842-1926), que se había representado el jueves 22 de octubre y que tiene por tema el adulterio de la mujer.

            […] Sin las escabrosidades de enredo artificioso, surgen las escenas del drama que se desarrolla por modo natural y sencillo desde que sorprende el marido la infidelidad de la esposa por la carta de cita que casualmente cae en sus manos, hasta la situación que ocurre cuando por sus propios ojos ve la partida de aquella con su amante y hasta el momento fatal y decisivo en que el esposo deshonrado mata a la esposa infiel, al sorprenderla huyendo del hogar y viendo junto a ella a su cómplice que huye cuando ve caer exánime el cuerpo de la adúltera […] (6)

            En esta ocasión fue Galé el que no convenció pues no supo reflejar las graves circunstancia de marido deshonrado; L´Eclar especuló que esa pifia quizá obedecía a la escuela del actor o bien a su dificultad para pronunciar.

            […] La medida de la impresión producida por el trabajo del Sr. Galé está en la pregunta siguiente que me hizo un inteligente e inspirado espectador que estaba sentado a mi derecha durante la función, precisamente en la dramática situación en que Carlos (Galé) esposo ofendido, ve escaparse por una puerta a Julia, su esposa, y a su amante:

            –¿Quién es éste?—Galé, le respondí.

            ¡Oh, si Galé supiera pronunciar y tuviera lo que en el teatro se llama cara! […] (7)

            L´Eclar dijo que la Sra. Valero mantuvo su “intermitencia”, pues estuvo feliz en algunas escenas y no tanto en otras; Vargas y Marimón, en discreta medianía, en tanto que la graciosa Srita. Rivas, muy bien. En la pieza Sueño Dorado se lucieron, otra vez, García Soler; la Sra. García, la Srita. Rivas, y los señores Arimón y Belsa, “el primero cómico moderado, y el segundo un artista de corte elegante y correcto que merece cumplido elogio”. (8)

El sábado 24 de octubre debutó El Comendador Luis Roncoroni con la comedia Los hijos artificiales de Joaquín Abati y Díaz (1865-1936) y Federico Reparaz y Chamorro (1869-1924) y el domingo 25 de octubre actuó en el drama El Conde de Montecristo. (9)

El martes 27 de octubre subió a escena la graciosa comedia Tortosa y Soler, de Abati y Reparaz.

            […] Todo el enredo de Tortosa y Soler estriba en que Tortosa, inventor de una estufa que lleva su nombre y que está casado con la hija de una tal Doña Clara, viuda de un Coronel, para eludir ante los suyos la responsabilidad de sus calaveradas, de las cuales se murmura en el seno de la familia por hablillas y anónimos que llegan a ella y a las manos de su esposa, discurre inventar que hay un individuo llamado Soler, cuyo parecido con él es tal que a cada rato se les confunde, tomando a Tortosa por Soler y a Soler por Tortosa, al grado de que, haciéndose pasar por su alter ego, se presenta en su casa solicitando como Soler, de él mismo como Tortosa, para lo cual finge ser agente de una fabrica catalana de peines y otros artefactos.

            Con semejante sustitución de un personaje que es uno y mismo, con dualidad de nombre, ya se adivina que en cada fechoría que se le atribuye a Tortosa, carga con ella Soler y el desenredar esa madeja es lo que constituye la comedia […] (10)

            En esta ocasión, todos los que intervinieron lo hicieron a pedir de boca: Galé, García Soler, la Sra. Osorio y la Srita. Rivas.

            El jueves 29 de octubre debutó Carmen Martínez con el drama Mancha que limpia  y el monólogo Día completo. (11)

            Roncoroni informó que para el próximo estreno del drama La Hija del Mar, de Guimerá, se había encargado nuevo decorado al escenógrafo italiano Antonio Rovescalli, lo mismo que al reputado escenógrafo español Adolfo Herrera para El patio, comediade los hermanos Álvarez Quintero, y para Mariucha, el drama más reciente de Pérez Galdós. (12) (Continuará)

Referencias

  1. Primera función en el Circo Teatro. (15 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 3.
  2. Olavarría y Ferrrari, op. cit., pp. 2083-2084, 2100-2101.
  3. La función de esta noche. (17 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 3.
  4. Desde mi luneta. (22 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  5. Íbid.
  6. Notas de teatro. (24 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  7. Íbid.
  8. Ibídem.
  9. Algo de todo / Troupe Roncoroni. (24 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  10. Notas de teatro. (29 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 2.
  11. Algo de todo / Teatros hoy. (29 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 3.
  12. Algo de todo / Novedades teatrales. (29 de octubre de 1903). El Eco del Comercio, p. 3.

Leave a Reply

Back to top button
error: Este contenido está protegido. Gracias.